Los presidentes autonómicos de Castilla y León, Andalucía, Murcia y Madrid, Alfonso Fernández Mañueco, Juanma Moreno, Fernando López Miras e Isabel Díaz Ayuso, han coincidido en que el presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, presidirá también su territorio a la vuelta de las elecciones autonómicas del próximo 2023.

Así se han pronunciado durante su intervención en la mesa redonda bajo el título ‘Defensa del Estado de las Autonomías y del modelo autonómico’ que ha acogido el Congreso regional del PP de Castilla-La Mancha que se celebra este fin de semana en Puertollano, donde han aseverado que «ya se nota» que Núñez ha emprendido el camino hasta el Palacio de Fuensalida.

DEL ‘TO PA NÁ’ AL GOBIERNO DE ANDALUCÍA

El presidente andaluz, Juanma Moreno, ha recordado a Núñez cómo él, desde la oposición en un territorio donde siempre había gobernado el PSOE, se hizo con el Gobierno.

«Hay mucha gente que te dice ahora que no te ilusiones porque no hay nada que hacer, y yo aguanté en la oposición mientras me decían: ‘To pa ná’. Pero el que quiere puede, y aquí en Castilla-La Mancha se quiere y se puede», ha indicado.

Desde Andalucía «se mira a Castilla-La Mancha con admiración», una tierra que tiene «un enorme talento» y puede convertirse en un «motor económico».

La región que gobierna tras dos años «ha dejado de ser un infierno fiscal que acostumbra a los socialistas», y crea la mayoría del empleo que se genera en España.

Y todo eso sucede «porque hay políticas distintas, porque se bajan impuestos, porque se simplifica la burocracia». «Y sobre todo, porque somos honestos. Siempre damos la cara y no metemos la mano», ha abundado.

Se ha referido a sus homólogos autonómicos al frente de gobiernos regionales para asegurar que desde su esfuerzo colectivo están haciendo «más grande a España».

Tal y como ha asegurado, en la región se están empezando a «notar cosas». En este punto, ha desvelado una reunión con empresarios castellanomanchegos que le han augurado que el próximo presidente de la región será Paco Núñez.

Con todo, ha lamentado que mientras las comunidades gobernadas por el PP trabajan, «otros ponen palos en las ruedas», en alusión al Ejecutivo de Pedro Sánchez.

«Qué pena que se entienda con Bildu, con la parte independentista que quiere romper España. Necesitamos un relevo, necesitamos un presidente como Pablo Casado con ganas, con fuerza, con ilusión y con juventud», ha afirmado el líder andaluz.

DÍAZ AYUSO: «AQUÍ TAMBIÉN NOS VAMOS A LIBRAR DEL SOCIALISMO»

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha compartido reflexión con sus homólogos y ha vaticinado que Castilla-La Mancha «también se va a librar del socialismo». «Paco, arrasarás en Castilla-La Mancha. Ha sido llegar aquí y he sabido en un segundo que el futuro de Castilla-La Mancha pasa por estos inmensos compañeros».

«Se creen con su superioridad moral que son mejores personas con su cultura de la subvención», ha señalado Díaz Ayuso, quien ha reparado que está subiendo la cesta de la compra y la factura de la luz, hay más paro y el país es «líder en desempleo juvenil».

En su opinión, «no se conoce un Gobierno en democracia como el de Pedro Sánchez» y desde la dictadura «no se conoce un Gobierno tan autoritario».

Ha criticado en este punto la reforma de la conocida como ‘Ley Mordaza’ propuesta por el Gobierno socialista; al tiempo que ha asegurado que el reparto de fondos europeos lo realizan «de forma discrecional y sin tener en cuenta a las comunidades autónomas».

En la misma línea, ha abundado en sus críticas asegurando que el PSOE «acorrala a los medios», da un trato «infame» a los jueces y «arremete» contra los funcionarios.

«Intentan enfrentar a Madrid con España pero Madrid es de todos. Ciudadanos de todos los rincones del mundo vienen a buscar prosperidad. Madrid nos pertenece a todos y está siendo atacada desde los impuestos», ha afeado la lideresa autonómica.

MAÑUECO: «NÚÑEZ TIENE LAS IDEAS CLARAS»

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha asegurado por su parte que Paco Núñez «tiene las ideas claras y es una persona cercana que se ha recorrido todos los rincones de su tierra».

«Estamos aquí para ayudarle, para que sea presidente y gane las elecciones autonómicas de 2023. Lo tienes que hacer no por nosotros, sino por los militantes», ha indicado.

El mensaje que ha querido trasladar Mañueco es que ahora toca «trabajar por proteger a las personas con unos servicios públicos de calidad» con un proyecto que ha de traer la «transformación» de Castilla-La Mancha, como él hace, según defiende, en su Comunidad Autónoma.

A nivel nacional, ha aseverado que el país «necesita desde ya un Gobierno de Pablo Casado que cree empleo», lo mismo que hará Paco Núñez en Castilla-La Mancha.

LÓPEZ MIRAS: «VEO EQUIPO Y VEO PARTIDO»

El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, ha dicho de su lado que ve «equipo y partido» en el PP castellanomanchego, y cuando Paco Núñez gobierne la región, dirá «orgulloso» que él estuvo en este Congreso.

Ha usado su turno para cargar contra «las políticas sectarias de Pedro Sánchez», que ha dejado «sin trenes» a la Región de Murcia.

«Todos creemos que el Estado de las autonomías funciona pese a un Gobierno irresponsable que asfixia a las comunidades autónomas», ha agregado el presidente murciano, quien ha abundado en que el Ejecutivo de Pedro Sánchez «está instalado en la discriminación a todos los españoles».

MALLADA: «AMBOS LUCHAMOS CONTRA EL POPULISMO»

La presidenta del PP asturiano, Teresa Mallada, también ha vaticinado un próximo Gobierno del PP en Castilla-La Mancha, apuntando que igual que en su región, su trabajo en la oposición se basa en «luchar contra gobiernos populistas y contra la imposición del PSOE de que cale el inconformismo en la sociedad».

«Pero tus paisanos y los míos ya no se tratan esa cantinela. No se creen que eso vaya a ser así. Sólo tienen que mirar, y lo están haciendo, a comunidades autónomas gobernadas por compañeros nuestros, donde se demuestra que las cosas se pueden hacer de otra manera», ha afirmado.

Se ha referido en este punto al papel, por ejemplo, de Juanma Moreno, «con su saber atraer inversiones y que por fin ha conseguido dejar de lado décadas de corrupción y clientelismo».

Ha citado al resto de presidentes autonómicos, como Isabel Díaz Ayuso, que ha colocado a Madrid «como referente de España frente a un Gobierno central que le ha puesto piedra tras piedra» en el camino.

Mismo discurso ha tenido para Fernández Mañueco, de quien ha resaltado su trabajo por el mundo rural; y de López Miras, «un ejemplo de defender lo propio».

El presidente del PP extremeño, Juan Antonio Monago, ha aprovechado su turno de palabra para lamentar que «cuando gobiernan los socialistas, dejan de funcionar los megáfonos» de las protestas ciudadanas como las que reivindicaron en su día el AVE a su Comunidad Autónoma.

Ha hablado de problemas compartidos con Castilla-La Mancha como la situación de la carretera nacional N-430, incluso bromeando por su mal estado: «Me vuelvo a Extremadura antes de que se haga de noche».

También ha participado el presidente del PP vasco, Carlos Iturgáiz, quien ha defendido desde el escenario que los vascos son «familia» de los castellanomanchegos, y hablando de Núñez como «el lehendakari de Castilla-La Mancha». «Huele a cambio político».

José Ignacio Ceniceros, presidente del PP riojano, también ha tenido protagonismo para sumarse a la voz de sus compañeros: «Los años de García-Page serán sólo un paréntesis».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here