El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado que su gobierno ha solicitado este mismo jueves al Ministerio de Defensa rastreadores militares que se sumaran al personal sanitario que ya rastrea los casos COVID en la región.

García-Page ha hecho estas declaraciones después de reunirse con el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz; el director general de Salud Pública, Juan Camacho; y la directora general de Cuidad y Calidad del Sescam, Begoña Fernández, para abordar el buen desarrollo del proceso de vacunación infantil en Castilla-La Mancha.

Santiago Apóstol

El presidente regional ha admitido que el puente de diciembre va a traer más casos de incidencia, aunque «no más consecuencias hospitalarias grave», y la Navidad va a suponer «un motivo de contacto social», por lo que su Gobierno ha solicitado a Defensa que se reincorporen una parte importante del personal militar que empezó a formarse en Castilla-La Mancha «para acompañar en el rastreo».

«Sería un derroche que todos los militares que ayudaron en el anterior ciclo, ahora no se les convocara», ha señalado García-Page, que ha esperado que el resto de comunidades autónomas también hagan esta solicitud. «En nuestro caso no es para suplir recortes o despidos que hayamos hecho, sino para reforzar el sistema».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí