La Asociación de Trabajadores de Empresas de Juego de Castilla-La Mancha (Atjucalm) ha dirigido este viernes una carta al consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, solicitando «no ser discriminados» por las nuevas medidas contra el COVID-19 de la Comunidad Autónoma y así recibir «el mismo trato que la hostelería y el comercio».

Para Atjucalm «no hay motivo alguno para que se decrete el cierre de unos establecimientos que tienen control de acceso y medidas de seguridad e higiene que los convierte en centros seguros», según ha informado la Asociación en nota de prensa.

El portavoz del Atjucalm, Juan Manuel López, ha manifestado que no piden «ningún trato excepcional o de privilegio, sino seguir siendo tratados como hasta ahora igual que la hostelería».

En la reunión solicitada al Consejero los trabajadores quieren darle a conocer de primera mano todas las medidas preventivas, de higiene, control de acceso y seguridad de los 200 salones de juego de la Comunidad de Castilla-La Mancha.

Atjucalm ha recordado que están en juego 1.500 empleos, que ya peligraban por la tramitación de una ley que pretende restringir su actividad y por el año que llevan vigentes las restricciones de movilidad por la pandemia y que han afectado a la marcha de las empresas del juego al igual que a otros muchos sectores.

López afirma que «es el momento de luchar contra la pandemia, y en eso la Administración tiene todo el apoyo de los trabajadores del juego, pero hay que hacerlo sin perjudicar de forma arbitraria a un sector seguro como el nuestro».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí