La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) prevé que las corporaciones locales alcancen en 2022 un superávit del 0,2% del PIB, una décima menos que la previsión de cierre para 2021, que el organismo que preside Cristina Herrero cifra en el 0,3%.

Así lo señala en su ‘Informe Complementario de Evaluación Individual de las Líneas Fundamentales de los Presupuestos para 2022 de las Corporaciones Locales (CCLL)’, en el que precisa que esta reducción del déficit de una décima se debe, fundamentalmente, a la realización de los gastos financiados con los ahorros de años anteriores, así como al impacto de la liquidación negativa del sistema de financiación de 2020.

En cualquier caso, la AIReF advierte de «importantes incertidumbres» que podrían alterar este resultado, como el gasto que finalmente se ejecute en el año y el efecto en los ingresos de la reciente sentencia del Tribunal Constitucional sobre la plusvalía municipal y la consiguiente reforma de la regulación actual.

Su previsión de cierre de 2021 para las corporaciones locales (superávit del 0,3% del PIB), es fruto, según la AIReF, de la recuperación económica sobre los ingresos, «los cuales podrían alcanzar los niveles de 2019».

Por otro lado, apunta que la capacidad limitada de gasto de los corporaciones locales moderará la expansión del gasto impulsada por la pandemia y la suspensión de la regla de gasto que permite la aplicación de los remanentes de tesorería de años anteriores a gasto adicional.

Aunque once de las grandes corporaciones locales prevén obtener déficit en 2021, las estimaciones de la AIReF reducen este número a ocho: los ayuntamientos de Barcelona, Bilbao, Córdoba, Valladolid y Vigo, así como las diputaciones de Sevilla y Barcelona y el Cabildo Insular de Tenerife.

Para 2022, sólo seis de las grandes corporaciones analizadas prevén obtener déficit, si bien las previsiones de la AIReF apuntan a que sólo tendrán déficit los Ayuntamientos de Bilbao y Valladolid.

El organismo señala que el superávit del grupo de grandes CCLL se ha reducido más de un 80% desde 2018, destacando el caso del Ayuntamiento de Madrid, que lo ha rebajado en un 90%.

AYUNTAMIENTOS EVALUADOS POR LA AIREF CON RIESGO DE SOSTENIBILIDAD

La AIReF precisa que los 25 ayuntamientos con riesgos de sostenibilidad seleccionados para su evaluación son los mismos que en el anterior ciclo, salvo Sanlúcar de Barrameda e Isla Cristina, que salen del análisis por presentar mejoras en su situación de sostenibilidad y los de Arroyomolinos, Lepe y San Fernando de Henares, que entran por primera vez en este análisis de riesgo.

Según el organismo, todos los ayuntamientos seleccionados mantienen su calificación de riesgo, salvo los de Algeciras, Los Palacios y Villafranca y Navalcarnero, que empeoran su calificación; los de Ayamonte y Totana que mejoran; y el de Valdemoro que, una vez evaluado, sale del análisis por su notable mejoría.

Por su parte, la AIReF calificado con incertidumbre a los ayuntamientos de Alcorcón, Barbate, La Línea de la Concepción, Los Palacios y Villafranca, Navalcarnero y Parla, por no haber aportado la información solicitada.

De ellos, sólo el Ayuntamiento de Barbate «ha incumplido el deber de colaboración», dado que no ha remitido ninguna información, incumplimiento que también se ha producido en los ayuntamientos de Lepe, Arroyomolinos y San Fernando de Henares, que no han podido ser calificados por el organismo.

La AIReF recomienda a cada una de las grandes entidades locales analizadas en este informe que cuenten con una planificación estratégica de medio plazo que garantice la eficiencia y calidad de los proyectos en que se materialice la expansión del gasto prevista para 2021 y 2022, al tiempo que analice las implicaciones futuras de su consolidación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here