Antigua imprenta Osuna

De la iniciativa de las gentes de Tomelloso y de su espíritu emprendedor se ha hablado en miles de ocasiones, pero quizá faltaba individualizar ese espíritu y poner nombres y apellidos a todas aquellas sagas, que en su día comenzaron su pequeño negocio en nuestra ciudad, y que hoy, después de varias décadas, siguen manteniendo ese negocio, adaptándose a los tiempos. Esas adaptaciones a veces han tenido que ser técnicas (por la lógica evolución tecnológica) en la mayoría de los casos, pero en otros han tenido que ser fieles a la tradición, y su adaptación ha tenido que ser más social o cultural.

Comercios, talleres, imprentas, pequeñas fábricas, restaurantes, negocios artesanos o técnicos, que han continuado la labor que un día emprendieron su padre o su abuelo. Son esos negocios con “solera”, que están en la memoria colectiva de todos los tomelloseros; algunos de ellos ofrecen productos totalmente nuevos, y otros mantienen el mismo producto desde el principio.

El artesano autónomo o el director de la fábrica, tienen algo en común: Comparten la herencia del negocio familiar, ese negocio en el que empezaron a trabajar durante las vacaciones de verano del colegio, ayudando a su padre (o a su madre), que intentaba trasmitir sus conocimientos profesionales a sus vástagos. Muchos de ellos comenzaron muy jóvenes en el negocio, quizá nada más abandonar el colegio, otros en cambio, marcharon a la universidad o hicieron estudios profesionales relacionados con el negocio familiar. En muchos casos no tuvieron elección, pero con el paso del tiempo se apasionaron con su trabajo y su negocio hasta el punto en que se plantaron en el siglo XXI, continuando con el negocio y adaptándose a los tiempos.

Los últimos 25 años han traído consigo una tremenda evolución tecnológica y social. La normalización de Internet, ha hecho de las redes sociales y la comunicación digital el vehículo de expansión económico a nivel comercial y logístico más importante, pero también ha supuesto la puntilla para muchos negocios que no han podido competir con el comercio online.

Así pues, en los próximos capítulos de esta nueva serie de artículos conoceremos estas empresas familiares, su origen y trayectoria evolutiva, y su adaptación a los tiempos, así cómo la filosofía de esos hijos y nietos de aquellos emprendedores tomelloseros, los cuales han demostrado estar a la altura de sus ancestros y que podemos considerar como «MARCA TOMELLOSO»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here