La Diputación de Ciudad Real está preparada para ejecutar los presupuestos de 2022 desde el primer minuto del nuevo año con una clara finalidad, hacer de la provincia en tiempos complejos y difíciles de pandemia un lugar de oportunidades y de progreso. Una tierra con servicios que ayuden a fijar población y que seduzca tanto a quien busca establecerse como a quien en su día se marchó en busca de un futuro mejor.

En la hoja de ruta que ha marcado el presidente de la institución provincial, José Manuel Caballero, para el próximo ejercicio figuran nuevas iniciativas y la consolidación de aquellas que aseguran objetivos que proporcionan más bienestar a los hombres y mujeres de la provincia, con especial atención a los más desfavorecidos y a los colectivos vulnerables, sin olvidar a quien sostiene el entramado económico provincial y a los ayuntamientos de la provincia.

Son reflexiones que ha incluido Caballero en su tradicional discurso de Navidad, que ha aprovechado para lanzar un mensaje de esperanza a los ciudadrealeños, para que tengan la certeza de que desde la Administración provincial se trabaja todos los días del año para hacer más grande nuestra tierra y más felices a sus gentes.

Ha hecho un repaso del año que ahora concluye y ha destacado, entre otras cosas, que los índices de empleabilidad han aumentado, así como las afiliaciones a la seguridad social. También ha hecho referencia al papel fundamental que han desempeñado colectivos como los maestros en la enseñanza, los sanitarios y todos aquellos que se han venido a denominar esenciales para funcionar durante la pandemia y afrontar la nueva normalidad. La responsabilidad de la ciudadanía también ha sido clave, según ha dicho, así como la diligencia de los gobernantes, que han proporcionado vacunas a todas y todos los ciudadanos.

En este sentido, ha recomendando prudencia hasta que se logre doblegar al virus, sobre todo durante esta Navidad, unas fiestas que debemos afrontar con responsabilidad para proteger a nuestras familias y amigos.

Caballero ha resaltado que la Diputación de Ciudad Real en el motor de la provincia, la mayor y mejor aliada para que el territorio prospere, con programas propios y con proyectos financiados por la Unión Europea con la colaboración de otras administraciones como es el caso de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Se trata, tal y como ha destacado el propio presidente de la Diputación en su felicitación navideña, de avanzar unidos hacia una sociedad más próspera, más justa y más feliz.

AQUALIA



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí