El tiempo estable seguirá en los próximos días, a consecuencia del potente anticiclón situado entre el norte de Francia y las islas Británicas, que impide que se acerquen las borrascas a buena parte de Europa, aunque en algunas zonas de la Península las nieblas serán persistentes, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que espera que la situación persista hasta finales de esta semana.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha indicado que esta situación se denomina «anticiclón de bloqueo en Omega», ya que en los mapas recuerda a la forma de dicha letra griega: con el centro de altas presiones, flanqueado por dos centros de euro de bajas presiones uno al sureste, que en nuestro caso actual se encontraría aproximadamente sobre Italia y los Balcanes y otro al suroeste, en el caso de la Península sobre el Atlántico y que también repercutirá en Canarias, donde está dejando lluvias.

Los cielos, en general están despejados y esto favorece que la aparición del fenómeno de «inversión térmica» que consiste en que el aire frío se estanca en el fondo de los valles, a donde se dirige debido a que es más denso y pesado que el aire cálido. A su vez, el aire cálido se queda encima y, en general, en las condiciones normales, la temperatura del aire suele descender con la altura, pero con este fenómeno ocurre lo contrario.

«Es un fenómeno muy habitual en jornadas anticiclónicas invernales y bien conocido por los habitantes de los valles de los grandes ríos, donde como consecuencia de este fenómeno se forman densos bancos de niebla que pueden durar toda la jornada y permanecer varios días», ha comentado Del Campo que pone de ejemplo lo ocurrido este martes en el Duero y el Ebro, donde las temperaturas máximas a consecuencia de la niebla se quedaron «muy bajas».

DO La Mancha

Así, ha dicho que Valladolid solo llegó a una máxima de 4ºC y Zaragoza, a 7ºC, pero en zonas fuera de la niebla incluso se alcanzaron 20 o 22ºC, como en el valle del Guadalquivir. Las mínimas más frías también se registraron en los fondos de los valles donde fueron más bajas que en áreas de alta montaña. Este miércoles a las 06.00 horas había en Cerler (Huesca) a 2.400 metros de altura 4ºC, mientras en Huesca, a 1.500 metros de altitud tenían -1ºC.

Por otro lado, Del Campo ha añadido que otro fenómeno asociado a las inversiones térmicas y al tiempo anticiclónico invernal es un empeoramiento de la calidad del aire cerca de los focos emisores, como son las grandes áreas metropolitanas, ya que la ausencia del viento y la «tapadera» que supone la propia inversión térmica, impide que los contaminantes puedan dispersarse.

Picazo de Nova / TurboSeguros

A consecuencia de este bloqueo anticiclónico se produce una ausencia de lluvias en zonas donde ejerce su influencia. De hecho, este martes «no llovió prácticamente en ningún punto de la Península y Baleares» y apenas lo hizo en Canarias, donde se recogieron 28 litros por metro cuadrado en San Andrés y Sauces, en el norte de La Palma.

Para los próximos días, el portavoz no espera «grandes cambios». Así prevé lluvias en Canarias este miércoles y jueves y un descenso térmico sobre todo en Lanzarote y Fuerteventura. No obstante, destaca que lo más significativo en el archipiélago será la calima, el polvo en suspensión, y que tras un viernes «tranquilo», el sábado volverán las lluvias a las islas, sobre todo a las occidentales.

Vinícola de Tomelloso

En cuanto a la Península y Baleares, espera que sigan las altas presiones y que se mantengan los bancos de niebla persistentes en los valles del Ebro, Duero, las dos mesetas.

Desde este miércoles empezará a soplar viento de procedencia marítima que llegará al área mediterránea cargado de humedad, por lo que aumentará la nubosidad por allí e incluso podría llover débilmente tanto el miércoles como el jueves en puntos costeros de la Comunidad Valenciana, la Región de Murcia y Andalucía Oriental.

En el Estrecho también prevé precipitaciones, que se sumarán al temporal de viento de levante que soplará con fuerza.

Respecto a las temperaturas, pronostica que descenderán de manera generalizada menos en las zonas donde hayan tenido bancos de niebla persistentes, porque allí, cuando desaparezcan se observará una subida.

En todo caso, en las zonas «fuera de niebla» las máximas superarán los 15ºC en amplias zonas del interior e incluso los 20ºC a orillas del Guadalquivir. En las zonas costeras los termómetros oscilarán entre los 15 y los 18ºC. Son, según del Campo, valores «superiores» a los normales para estas fechas. Por la noche sí será propio para estas fechas el frío.

Como adelanto, ha apuntado que el domingo podría llegar un «cambio de patrón» meteorológico con el acercamiento de un área de bajas presiones, ya que el anticiclón se retiraría un poco hacia el nordeste. Esto permitirá que se acerquen las bajas presiones y que las lluvias lleguen al Golfo de Cádiz y al Estrecho.

Por último, ha explicado que conforme avance la próxima semana, podrán extenderse, primero a otras zonas del oeste peninsular y después, quizás a buena parte de la Península, y regará «áreas del sur que presentan un claro déficit de precipitaciones».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí