La inestabilidad atmosférica con precipitaciones, chubascos y tormentas, y el ambiente fresco con temperaturas inferiores a los 20ºC continuarán hasta el sábado en España, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) para esta semana, que terminará con valores más cálidos.

Así pues, continuará la inestabilidad atmosférica, dejando chaparrones localmente fuertes que afectarán al país, al menos, hasta el sábado. Si bien, Del Campo precisa que conforme pasen los días, los chubascos irán quedando más restringidos al norte y este peninsular.

De momento, este miércoles aumentará la nubosidad a lo largo del día y habrá posibilidad de chubascos en amplias zonas de la Península que, especialmente a partir del mediodía, pueden ser fuertes. En este sentido, Del Campo advierte de que pueden caer más de 15 litros por metro cuadrado en una hora.

Durante la jornada, los chubascos irán acompañados de tormentas, sin descartarse alguna granizada, en Castilla y León, Aragón, Cataluña (sobre todo en el norte), este de Castilla y León y entorno de los sistemas central e ibérico, así como sus zonas aledañas. También puede haber algún chubasco en Baleares y en Canarias, y los chubascos serán poco probables en Andalucía y en la región de Murcia.

El jueves continuará la nubosidad abundante y la posibilidad de chubascos tormentosos en buena parte del centro y norte peninsular, que serán localmente fuertes en el norte de Aragón y de Cataluña, extremo oriental de Castilla y León y, un día más, en el entorno de los sistemas Central e Ibérico y sus zonas aledañas.

Aunque no se pueden descartar, serán poco probables los chubascos en Galicia, zona central de Andalucía y meseta sur. Asimismo, no se esperan en Baleares, aunque sí se producirán en Canarias, especialmente en las islas de mayor relieve, donde puntualmente algún chubasco puede ser fuerte y estará acompañado de tormenta.

PREDICCIÓN PARA EL FIN DE SEMANA

Según el portavoz, el viernes y sábado, aunque en el país continuará la situación inestable, que dará lugar al desarrollo de nubosidad y posibilidad de chubascos, estos ya serán en general más débiles, ocasionales y dispersos que en días anteriores.

Serán más frecuentes, eso sí, en zonas de montaña y áreas aledañas, según Del Campo. No obstante, estos chubascos podrían ser todavía fuertes o persistentes en el norte de Aragón y Cataluña y localmente en el Sistema Ibérico y sus proximidades.

Los chubascos además podrían ser de nieve en las montañas de la mitad norte de la Península a partir de unos 1200 a 1.500 metros.

También existe posibilidad de chubascos en los dos archipiélagos y, en general, el ambiente será más estable, más tranquilo, en el suroeste peninsular, es decir, en Extremadura, oeste de Castilla-La Mancha y Andalucía Occidental.

TEMPERATURAS

En cuanto a las temperaturas, estos días predominarán en general los descensos ligeros, con un ambiente fresco para la época del año que es, sobre todo de día. Así, sólo se superarán los 20ºC en zonas del área mediterránea, tercio sur peninsular, Baleares y Canarias.

Sin embargo, el domingo predominará el tiempo seco y estable, con algunas precipitaciones todavía en general dispersas por el Cantábrico oriental, Pirineos y en puntos de los dos archipiélagos.

Así, las temperaturas subirán el domingo de forma general, ascenso que probablemente continúe en las jornadas siguientes, con un ambiente ya en general cálido para la época, con valores próximos a los 30ºC el miércoles o jueves en el Valle del Guadalquivir.

Tal y como comenta el portavoz de la AEMET, durante los primeros días de la semana que viene es probable que se formen de nuevo nubes de evolución, de las que podría caer algún chubasco, en general débil y disperso, en zonas de montaña y alrededores.

CHUBASCOS DE “INTENSIDAD TORRENCIAL”

Del Campo también ha recordado cómo ha sido la meteorología durante esos primeros días de esta semana, en los que ha predominado la inestabilidad atmosférica y los chubascos en amplias zonas, algunos de los cuales además han sido intensos.

El martes 27 de abril, por ejemplo, en localidades del centro peninsular como Toledo, donde granizó, o Alcalá de Henares (Madrid), los chubascos alcanzaron “intensidad torrencial”, es decir, se recogieron más de 10 litros por metro cuadrado en tan sólo 10 minutos. Lo mismo ocurrió en otros puntos de la mitad sur, como la región de Murcia y su capital o en la localidad sevillana de Lora de Estepa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here