El pleno de las Cortes regionales ha aprobado este jueves, por unanimidad, una Proposición no de Ley de Cs que busca la mejora de la calidad de vida de las personas ostomizadas, con acciones como la de dotar de baños adaptados para personas ostomizadas a todos los centros sanitarios a los que acudan dichas personas, por razón de consulta, comenzando por los hospitales y centros de especialidades.

El texto que ha salido adelante pide dotar de consulta de estomatología a todas las provincias y hospitales que carecen de ella y realizar las adaptaciones normativas para reconocerles la movilidad reducida y, en consecuencia, que se les pueda emitir la tarjeta de movilidad reducida.

Además, se insta al Consejo de Gobierno para que a su vez inste al Gobierno de la nación a realizar las actuaciones normativas que procedan para incorporar al Código Técnico de la Edificación la obligación de dotar los edificios públicos de baños adaptados para las personas ostomizadas.

La presidenta del Grupo Parlamentario de Ciudadanos, Carmen Picazo, ha defendido la necesidad de concienciar sobre este problema, destacando que en la región puede existir un número no inferior a 4.500 personas con una ostomia y que la cifra de afectados crece alrededor de un 5% cada año.

Agradeciendo la unanimidad y confiando en que el Gobierno regional lleve a cabo el contenido de la propuesta, ha destacado que los afectados «sienten miedo y vergüenza por una pequeña bolsa que llevarán muchos de por vida o de forma temporal» y que necesitan vaciar pero «no todos los aseos cumplen con las condiciones para realizar los cambios», por lo que es necesario «ponérselo mucho más fácil

Desde el PP, su viceportavoz parlamentario, Juan Antonio Moreno Moya, ha valorado que la propuesta llegue a las Cortes de la mano de los afectados, que tienen problemas reales y un día a día difícil, algo que «siempre tendrá el beneplácito» y el respaldo de su partido.

Moreno Moya ha aprovechado para pedir al Gobierno regional que forme a los profesionales de enfermería que realizan las pruebas a estos pacientes, ya que actualmente lo hacen los laboratorios y debería ser «fundamental y una obligatoriedad» que se formen con recursos públicos.

El diputado socialista José Antonio Contreras ha valorado que las personas ostomizadas han tenido que adaptarse a una situación que no es entendida ni por ellos mismos y también que se haya evolucionado mucho.

Contreras ha destacado además que, según el último Libro Blanco de ostomia, que dice cómo están las distintas comunidades autónomas, la región cuenta con once consultas y siete con atención de enfermería especializada, similar a la situación de Valencia, aunque es consciente de que hay que seguir haciendo mucho y acercar sea problemática a la sociedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here