El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha asegurado este martes que la región no contabiliza aún ningún caso sospechoso de la variante ómicron del COVID-19, aunque ha precisado que si ya hay un caso confirmado en Madrid y dos sospechosos en Cataluña quiere decir que «está en el territorio» y que más gente puede ser portadora en el país.

De este modo ha reaccionado el titular regional de Sanidad, preguntado por esta cuestión durante la rueda de prensa que ha ofrecido en el Hospital Universitario de Toledo para dar cuenta del traslado de del Servicio de Urgencias, en la que ha insistido que de momento, y ante los datos de incidencia acumulada que presenta la región, el Ejecutivo no se plantea endurecer las medidas.

ACREDITA
Advertisement

Fernández Sanz ha asegurado que cerrar vuelos de los países en los que se ha confirmado esta variante es una «buena decisión», que acotará posibles contagios.

Sobre sí el Gobierno castellanomanchego se plantea adoptar nuevas medidas tras la irrupción de la nueva variante, ha defendido que las medidas «ya están todas estudiadas» y que ante la incidencia que presenta la región con el uso de la mascarilla, la distancia social y el lavado de manos sería suficiente.

Ha recordado que la incidencia en Castilla-La Mancha no es muy alta y, junto a Extremadura y Andalucía, se sitúa entre las comunidades con franja baja. «No quiere decir que no se crezca. Ahora tenemos 13 UCIs ocupadas en toda la región y 100 camas y la capacidad asistencial está dedicada a lo que no es COVID».

«Ya sabemos lo que es cerrar cierta parte de vida social o perimetrar, pero no es esa la situación en la que estamos ahora. Llamo a la responsabilidad porque ahora no estamos en las cifras en la que hemos estado», ha insistido el titular regional de Sanidad, que ha asegurado que no es científico ni tiene la formación suficiente para hablar de la variante nueva. «Parece que cada vez que aparece una se impone de forma más aplastante. Pero no se conoce nada, ni la capacidad de transmisión, pero parece que los síntomas son parecidos a los de las otras».

Preguntado sobre si de cara a la Navidad, el Gobierno actuará en base a la economía o las recomendaciones de los sanitarios, ha defendido que si la vacunación y las medidas sanitarias han ido bien «tienen que seguir yendo bien». «Pensamos en tener una Navidad tendente a la normalidad. Nos declinamos no solo por la economía también por las personas».

De igual modo, el consejero, que ha indicado que en la comunidad habrá unas 180.000 personas que no se han vacunado, ha asegurado que hay poca gente que queriéndose vacunar no lo haya hecho ya, por lo que ha animado a ponerse la tercera dosis. «No lo duden. Se genera más inmunidad», ha incidido.

Bogas Bus

VACUNACIÓN INFANTIL

Respecto a cuando comenzará la vacunación infantil, el titular regional de Sanidad ha señalado que el Gobierno de Castilla-La Mancha está la espera de que la Agencia Europea del Medicamento envíe las vacunas y que el proceso se iniciará en función del número de dosis que la región reciba.

«Sería una buena idea hacerlo en los colegios antes de las vacaciones de Navidad o durante las vacaciones para empezar de forma diferente — en enero– Hay que esperar. No depende de nosotros», ha concluido.

DO La Mancha



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí