La Guardia Civil ha intervenido un total de 470 test de antígenos para detectar COVID-19 en dos establecimientos públicos de las localidades de Esquivias y Pantoja, en Toledo, que no tenían autorizada su venta.

El Equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Illescas tuvo conocimiento de la posible infracción en la comercialización de test de antígenos para la detección del Sars-Cov-2 en dos ferreterías de estas localidades.

Seguros Soliss

Según la actual normativa sanitaria, la venta directa al público de este tipo de test diagnósticos solo está autorizada en farmacias, ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

Con esta información, los investigadores inspeccionaron ambos establecimientos, confirmando que estaban dispuestos para la venta al público en general.

Por ello, la Guardia Civil intervino estos test poniéndolos a disposición de la autoridad competente y propuso para sanción administrativa a los propietarios de los comercios.

En total, entre ambos establecimientos han sido incautados 470 test de antígenos, 458 en Esquivias y 12 en Pantoja.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí