La alcaldesa de Tomelloso, Inmaculada Jiménez, ha informado esta mañana de tres importantes contratos aprobados en la Junta l de Gobierno Local celebrada esta semana y que tienen que ver con la Operación Asfalto 2020, subvencionada por el Plan Ciudad Real Activa, por valor de 189.531 euros; el servicio de poda, por 141.760 euros, cantidad que incluye los 70.000 euros habilitados para este fin a través de una modificación de crédito aprobada en el pleno del mes de julio y la cantidad consignada en el presupuesto municipal de 2020 y el suministro de entoldado para diversas calles de la zona centro de la ciudad, al que se destinarán 77.704 euros gracias a la reasignación de fondos FEDER sobrantes del proyecto de remodelación de la Plaza de España.

A finales de año, ha incidido Jiménez, siempre se concentran muchos asuntos para tratar en Junta de Gobierno Local y en este 2020, marcado por la pandemia, aún más por las especiales circunstancias que han llevado a la paralización de la administración, durante buena parte del mismo, para atender la urgencia de la situación derivada del estado de alarma. Eso ha hecho difícil sacar algunos pliegos pendientes y cumplir algunas de las cuestiones incluidas en el programa de gobierno.

Uno de esos pliegos pendientes, ha explicado, era el de la Operación Asfalto 2020, que supondrá una inversión de 189.531 euros, “para que la ciudad siga mejorando en lo que tiene que ver con el tránsito de vehículos y que afectará, como en años anteriores, a diferentes barrios de la ciudad”. Así, en esta ocasión se propone la repavimentación y mejora de infraestructuras, saneamiento y drenaje de las calles General Pinto (desde Habana a José María Cepeda), General Espartero (desde Dulcinea a San Roque), Santa Juliana, Calatrava, Santa María (desde avenida D. Antonio Huertas a calle Málaga); Soria (desde calle Pontevedra a calle La Paz), Goya, Alegría, Federico García Lorca y, como mejoras ofertadas por la empresa adjudicataria, las calles Tetuán, Zahorí (desde Avenida Príncipe Alfonso a Claudio Coello) e Isabeles (desde calle La Cruz a calle Matadero).

El segundo de los contratos aprobados en la última Junta de Gobierno Local es el relativo al servicio de poda en la ciudad. En el pleno del mes de julio, ha recordado, se aprobó ya una modificación de créditos por valor de 70.000 euros que, sumados a la partida que ya estaba consignada en el presupuesto municipal para 2020, arrojan una cifra final de 141.760 euros. El plan de poda se ejecutará en los meses de enero a marzo y de octubre a diciembre de 2021, en función de las especies vegetales, que son muy variadas en la localidad y se desarrollará en diferentes puntos de la ciudad.

Hay zonas, ha recalcado, donde las intervenciones de poda son especialmente necesarias por los daños que algunas especies ocasionan en fachadas y viviendas o por el peligro que pueden suponer para la seguridad ciudadana. En concreto se actuará en la Avenida D. Antonio Huertas, donde hay 611 ejemplares de árboles y arbustos; calle Doña Crisanta, con 202; Zurbarán, con 68; carretera de Argamasilla con 141; en la carretera de la Ossa de Montiel, con 251 y en la cañada conquense, desde la rotonda del Parque Urbano Martínez a la rotonda de la carretera de Socuéllamos, donde hay 108.

Un ambicioso proyecto integral de poda que es necesario acometer «porque durante muchos años no se hizo nada», ha señalado la alcaldesa.

El tercero de los contratos al que se ha referido Jiménez es el del suministro de entoldado para varias calles de la ciudad, por 77.704 euros, con cargo a fondos FEDER sobrantes de la remodelación de la Plaza de España. El objetivo es ampliar y consolidar el proyecto de colocación de toldos en la zona comercial de Tomelloso, que se inició en la legislatura pasada en las calles Belén e Independencia, con fondos propios del Ayuntamiento, para crear zonas de sombra en la época estival en el centro de la ciudad, generando espacios de convivencia, para fomentar la reactivación social y económica del tejido comercial y haciendo más habitable la zona centro,

Europa permite que el dinero que no se gasta en un proyecto financiado con fondos FEDER, como es el caso de las obras de la Plaza de España, ha explicado la alcaldesa, se liberen para destinarlos a otro, dentro del mismo marco operativo y que no se pierda ni haya que devolver ni un solo euro. En este caso se destinarán a la compra de toldos para las calles Socuéllamos, Doña Crisanta, D. Evaristo, Galileo, Nueva y Plaza del Agricultor. Calles todas ellas en el entorno de la Plaza de España que fue objeto de las obras financiadas con fondos FEDER y en el que se puede reutilizar el dinero no gastado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here