Son muchos los cambios acaecidos desde el Estado de Alarma, vigente desde el 14 de marzo de 2020 y muchos los profesionales (asesores fiscales, abogados, consultores, gestores administrativos…) que hemos tenido que movernos más rápido que nunca, para atender las demandas de gestión de nuestros clientes particulares y empresas, ante una realidad económico-social distinta y altamente cambiante, al tiempo que hemos tenido que actualizarnos a un aluvión de normativa diaria, incesante ni los fines de semana, que de una forma a veces un tanto precipitada, ha ido emanando, debido a la velocidad vertiginosa de las decisiones y los cambios producidos en la situación que vivimos.

Y muchos también los tipos de gestiones que se han hecho necesarios estos días: desde los famosos ERTEs, ayudas a Autónomos por cese o disminución en su actividad, aplazamientos de impuestos, preconcursos y concursos de acreedores…, todo ello sumado a las liquidaciones ordinarias de impuestos (cuya presentación, tras las reiteradas demandas de los diversos colectivos afectados, se ha aplazado finalmente hasta el 20 de mayo). Por no mencionar las herencias, que terriblemente se han disparado con esta caótica situación.

Debido a esta andadura que comencé en 1998, al frente de una de las Gestorías Administrativas que prestan estos servicios en Tomelloso, he observado que la figura del Gestor Administrativo tiende a confundirse con la de otros profesionales. La gente dice indistintamente: “voy a la gestoría”, para referirse al hecho de ir a una asesoría, o incluso a una autoescuela.

Los Gestores Administrativos, hemos realizado en ocasiones, campañas para explicar a la ciudadanía esos matices de diferenciación, con respecto a esos otros colectivos de profesionales, ya que los Gestores Administrativos, como representantes de los ciudadanos y empresas ante la Administración, además de poder llevar a cabo todas esas actividades de asesoría relacionadas con lo fiscal y lo laboral, contamos (en el marco de los acuerdos que este colectivo mantiene con las distintas Administraciones Públicas), con una serie de atribuciones que otros colectivos de los mencionados no tienen, como por ejemplo, la tramitación telemática de gestiones  relacionadas con Tráfico, registros, etc. Este colectivo que es fácilmente identificable, por el distintivo exclusivo gA, situado en los carteles, fachadas y puertas de nuestros despachos, no sólo presta servicios a nuestros clientes directos, sino también a otros profesionales que reciben encargos de sus clientes, para realizar esas gestiones que nos son exclusivamente atribuibles.

Esas atribuciones propias de los Gestores Administrativos, en el contexto del COVID-19 que estamos viviendo y a instancia de las Administraciones Públicas, nos han llevado a articular nuevos mecanismos para garantizar la seguridad de nuestros representados, ya que la recogida de documentación física, puede suponer una fuente de contagio.

Por ello hemos desarrollado nuevos procedimientos, tales como el E-mandato, que viene a sustituir al documento en papel que autoriza al Gestor Administrativo, a actuar en nombre de su representado, para cualquier gestión ante la Administración. De manera que se elimina la necesidad de la firma presencial del cliente, en la encomienda de gestión que se le hace al Gestor Administrativo y se hace la firma telemática con plena garantía jurídica, para cualquier gestión que se le encargue, lo cual resulta especialmente interesante, dadas las medidas de seguridad que hay que guardar en la actualidad.

Es por esa estrecha relación y este tipo de acuerdos especiales que los Gestores Administrativos mantenemos con la Administración, por lo que este colectivo se ha convertido estos días, en un pilar fundamental para nuestra Sociedad, respondiendo a esta situación, con un arduo trabajo formativo y de adaptación tecnológica, a esta nueva realidad.

Además ahora con la vigente campaña de Renta 2019, volvemos a ponernos al servicio de ciudadanos y empresarios, para suplir las carencias de atención presencial de la propia Agencia Tributaria, recomendando siempre la consulta a un profesional, antes de confirmar el borrador.

Por último y en el marco del COVID-19, cabe destacar que el colectivo de Gestores Administrativos, ha ofrecido al Gobierno su conocimiento y experiencia en el asesoramiento a Pymes y autónomos, de cara a trabajar en el plan de Reconstrucción Económico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here