Este viernes se celebra el Black Friday o Viernes Negro en todo el mundo, nos guste o no, son cosas de la globalización. Pero este día, o semana en algunos casos, puede ser un gran momento para nuestros comerciantes locales, ya que, ofreciendo descuentos, animan e incentivan las compras de cara a la próxima Navidad, o bien por otras necesidades.

Y en este año tan difícil, los pequeños comercios de nuestra ciudad nos necesitan más que nunca, variedad, calidad y trato cercano, hay más que de sobra, así que, en todo lo que sea posible, no hagamos uso del llamado comercio electrónico, sobre todo en multinacionales.

Si todos lo hiciéramos así, nuestras calles no perderían vida, y la economía y el empleo en nuestro pueblo no se vería resentida.

Tomelloso es grande por su gente, demostrémoslo apoyando a nuestros establecimientos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here