El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha trasladado en la videoconferencia de presidentes autonómicos con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la posibilidad de aprovechar la coyuntura y la salida de la crisis para tomar una decisión «histórica», como sería implementar una renta básica impulsada por el Estado y que sirva para igualar a todo el país.

Según informan fuentes del Gobierno regional, García-Page también ha hecho referencia de nuevo al reparto del fondo no reembolsable para comunidades autónomas, instando a que el primer reparto de 6.000 millones se haga con el mismo criterio con el que se reclama a la Unión Europea la distribución de estas partidas.

Esto es, que se tenga en cuenta la incidencia real del COVID-19, y no la incidencia potencial ni teniendo en cuenta la población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here