El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pedido este lunes a los ayuntamientos que programan actividades culturales aunque hayan tenido que suspender las fiestas patronales por culpa del COVID-19 ya que hay que «contribuir entre todos a mover el cotarro».

Ha sido durante la visita que ha realizado a las instalaciones del Centro Regional de Innovación Digital en Talavera de la Reina, donde García-Page ha puesto a la alcaldesa de la Ciudad de la Cerámica, Tita García, y al presidente de la Diputación de Toledo y alcalde de Escalona, Álvaro Gutiérrez, como ejemplos de «inquietud municipal» porque «la rueda ruede». «Las ruedas tienen que rodar y eso el algo en los que todos tenemos que estar comprometidos», ha afirmado.

Ha aprovechado este acto para expresar su alegría y su satisfacción por el nivel de programación y de activación que tanto Tita García como Álvaro Gutiérrez están poniendo en marcha en Talavera y en Escalona. «La recuperación y el movimiento económico es cosa de todos y de todas, no es una decisión que vaya a aprobar por Real Decreto el Consejo de Ministros y la comunidad autónoma».

Ha lamentado que haya gente que «suspende las actividades y cierra el chiringuito». «Hay que contribuir entre todos a mover el cotarro», ha apuntado García-Page, quien ha recordado que una parte sustancial del Producto Interior Bruto de la región «se juega en los meses de verano en los pueblos con las respectivas fiestas» y el hecho –ha dicho– «de que no haya fiestas con grandes concentraciones, no quiere decir que la alternativa sea estar cruzados de brazos», ha terminado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here