Crear una línea de apoyo para las empresas que han reorientado su actividad industrial para garantizar la producción de material sanitario durante la crisis, impulsar la relocalización en territorio nacional de aquellas industrias que deslocalizaron su producción fuera de las fronteras así como priorizar el estímulo a la actividad de las empresas tractoras que puedan contribuir a la reactivación de la economía son algunas de las propuesta que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha elevado al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para el Plan de Reactivación Industrial tras el COVID-19 que está diseñando el Ejecutivo central y que pretende estimular la industria nacional después del impacto del coronavirus.

Ha sido la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, la que ha elevado este martes estas propuestas en el marco de la Conferencia Sectorial de Industria convocada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, según ha informado en nota de prensa el Gobierno regional.

Y es que la consejera ha solicitado al Ministerio que implemente ayudas directas a la industria que ha reorientado su producción durante el periodo de crisis sanitaria para garantizar el abastecimiento de material sanitario y de protección para la lucha contra el coronavirus. «Han realizado un esfuerzo determinante para garantizar el suministro en nuestro país, lo que nos permitirá reducir nuestra dependencia exterior en materia de aprovisionamiento», ha destacado.

Franco también ha pedido al Ejecutivo central que se articulen fórmulas para impulsar la relocalización en territorio nacional de la industria que en el pasado decidió deslocalizar su producción hacia el exterior de las fronteras nacionales, a través de estímulos y el apoyo para esa relocalización.

Además, la consejera ha considerado estratégico «activar los mecanismos necesarios para que los sectores tractores de la industria, encabecen la salida de la crisis de una manera más temprana, para poder tirar a su vez de la subcontratación industrial, sirviendo de impulso al resto de la actividad productiva, y agilizando al máximo la recuperación económica». En este sentido, Patricia Franco también ha propuesto al Ministerio que el plan de reactivación industrial pase por garantizar la cadena de valor de los principales sectores industriales.

Otra de las medidas propuestas por el Gobierno de Castilla-La Mancha para la inclusión en el plan de reactivación de la industria tras el COVID-19 pasa por promover clústeres empresariales, para establecer sinergias empresariales que redunden en el crecimiento de la industria nacional en sectores estratégicos, como puede ser la fabricación de material sanitario.

Además, el Ejecutivo autonómico ha trasladado al Gobierno central la importancia de mantener altos los estímulos a la innovación y la digitalización empresarial, «dos estrategias fundamentales que cobran ahora un mayor protagonismo, si cabe, porque nuestras empresas van a tener que enfrentarse a un mercado aún más competitivo como consecuencia de la crisis del COVID-19», ha enfatizado la consejera.

«Las empresas del sector industrial se enfrentan a circunstancias excepcionales y es necesario hacer un esfuerzo extraordinario para acompañar su vuelta a la actividad y apuntalar su recuperación, teniendo en cuenta que es uno de los sectores que genera más empleo estable y de calidad», ha finalizado Patricia Franco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here