El camino de AFAS. Etapa 6, día 7. Los héroes logran su triunfo

Eran las 4:30 horas de la madrugada, la noche estaba cerrada, había algo de niebla al principio y chiribiri después que cayo sobre nuestras cabezas y el grupo de valientes partieron con sus linternas a recorrer 20 km.

Los pasos de los peregrinos se acompasaban con la respiración, y las pisadas caían sobre la tierra sonando como si se rompieran las hojas secas. Con paso firme y decidido se realizó 10 km en menos de 2 horas. El ritmo era frenético para entrar a las 10:30 en la Plaza del Obradoiro. Y los tiempos se iban cumpliendo con rigurosidad británica, ya que a las 8:15 horas llegamos al Monte do Gozo y de allí hasta la Catedral nos quedaba el Camino más fácil.

A las 10:25 horas el grupo de peregrinos Tomellosero llegaba a la magnífica Plaza del Obradoiro y allí nos esperaban los cocineros y nos fundimos en abrazos y besos.

El reto se había conseguido, quién lo diría que por segunda vez un grupo de personas con discapacidad y sin discapacidad bajo la misma bandera, bajo el mismo estandarte iban a completar la proeza de 120 km.

Lo más gratificante es el esfuerzo realizado, la satisfacción del deber cumplido, el tener fé en llegar hasta el final. Los abrazos y la alegría desbordaron los corazones de los valientes caminantes y la felicidad irradio todo nuestra alma.

Por la tarde fuimos a comprar unos regalos y después fuimos a cenar dónde reímos todos juntos.

Vinícola de Tomelloso

El camino de AFAS. Etapa 6, día 7. Los héroes logran su triunfo

HISTORIAS DE VIDA

Carmen Cobo lloró durante el trayecto por lograr esta azaña a su edad.

Picazo de Nova / TurboSeguros

De Mario Román, nadie daba un duro por él y se lo ha currado el solito y ha callado muchas bocas que las personas con discapacidad son iguales que las personas sin discapacidad.

Antonio Martínez volvió a reeditar por segundo año su gran forma física.

Luis Carlos Pradillos consolidó todo lo que andá por Tomelloso durante todos los días.

Ángel Nicolás Carretero, gran amante del campo y de conversaciones largas, rememoro el éxito del año pasado.

AQUALIA

Antonio Martínez Belmar logró su proeza de caminar 120 km por el campo.

Oscar y José Antonio volvieron a demostrar sus condiciones de atletas.

María José López disfrutó muchísimo de los parajes y paisajes de Galicia.

Lucía Carrasco y Sonia redondo se hicieron buenas amigas e inseparables y consiguieron llegar hasta el final.

ACREDITA
Advertisement

Carmen Díaz demostró a mucha gente que quién quiere puede y ella quiso desde el principio.

Carmen María Serrano quiso hacerlo por su hijo este año y debido a su lesión a prometido volver el año que viene para terminarlo.

Rocío Castro, con grandes convicciones religiosas, ha experimentado una experiencia única e irrepetible que sin duda volverá a repetirlo, ya que lo hizo por encontrarse a si misma

Mercedes Ramírez vuelve a generar la satisfacción de cuidar al grupo, de mirarlo, de quererlo y de ser parte esencial del Camino.

Antonio López, ideólogo de esta aventura vuelve a realizarlo está vez desde la intendencia y asesorando al grupo para alcanzar la meta.

Valeria quiso experimentar está experiencia para hacer las paces con Dios y por encontrarse a si misma.

Luis Ballesteros Martín de Almagro




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí