Un equipo de investigadores de la Universitat Politècnica de València y la Universidad de Granada ha ideado un sistema que ayudaría em las ciudades a reducir el tiempo que tardan los servicios de emergencia en llegar a la zona donde se ha producido un accidente mediante el control del tráfico, según ha informado la institución académica en un comunicado.

Así, este sistema, ante un incidente que necesite de la rápida actuación de policía, bomberos o ambulancias, ayuda a redirigir el tráfico por rutas alternativas para dar un trato prioritario a los servicios de emergencia. Este trabajo ha sido publicado en la revista Future Generation Computer Systems.

Al respecto, el investigador del Instituto de para la Gestión Integrada de Zonas Costeras de la Universitat Politècnica de València, Jaime Lloret, ha explicado que el tiempo de «reacción es uno de los factores clave en la gestión de emergencias».

De hecho, «reducirlo repercute directamente en que se produzcan menos daños, tanto materiales como humanos». Lloret ha explicado que este es el objetivo de su trabajo, en el que se propone «un sistema para ciudades inteligentes que, de forma sencilla, prioriza la llegada de los servicios de emergencia», explica.

Para la reordenación del tráfico, el sistema utiliza una red definida por software (SDN) que articula las distintas redes de sensores (redes IoT) y controla elementos de tráfico como semáforos o paneles informativos.

Para ello es necesario integrar el sistema en una ciudad Inteligente, ya que opera directamente con estos elementos -semáforos, cámaras de tráfico, etc. Cada uno es un nodo de la red y este sistema permitiría actuar directamente sobre ellos, reordenando el tráfico de la forma más eficiente posible, para que los servicios de emergencia lleguen lo antes posible».

ALGORITMOS QUE TRAZAN LA RUTA

Así, los investigadores de la UPV han definido un protocolo de comunicación entre el servicio de emergencias, la red y los nodos de la ciudad. Este protocolo se complementa con una serie de algoritmos, responsables últimos de trazar la ruta más rápida para los servicios de emergencia, evitándoles que atraviesen zonas conflictivas

La ruta se calcula haciendo uso de la posición de los distintos recursos de emergencia disponibles. Para ello, utilizando un algoritmo de cálculo de rutas como el algoritmo A, se obtiene la ruta más rápida de los recursos hasta el área de emergencias.

Bogas Bus

En el proceso hay que tener en cuenta que parte de la ruta de un recurso puede encontrarse en la ruta de otro. De esta forma es posible reducir cálculos y optimizar», detalla Albert Rego, investigador de la UPV.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí