El Gobierno de Castilla-La Mancha ha dado luz verde a un decreto para la creación y regulación de una nueva red de hospederías en la región, a la que se podrán acoger hoteles situados en inmuebles de interés patrimonial o en un entorno natural o paisajístico «privilegiado».

El portavoz del Gobierno, Nacho Hernando, que ha dado cuenta en rueda de prensa de los acuerdos adoptados esta semana por el Consejo de Gobierno, ha explicado que a formar parte de esta red podrán optar tanto inmuebles de titularidad pública como privada que tengan, además de los requisitos anteriormente mencionados, una categoría mínima de tres estrellas.

Hernando ha detallado que los establecimientos tendrán que asumir el coste de adaptar su hotel a los requisitos solicitados para formar parte de la red, mientras que la Junta asumirá a los establecimientos como «alojamientos singulares representativos de Castilla-La Mancha».

Según ha explicado, la intención es que se pueda incorporar a la red a los primeros establecimientos a partir del septiembre «tras una labor de difusión de los requisitos y la evaluación de las empresas que se quieran presentar».

Santiago Apóstol

El portavoz ha avanzado que la intención del Gobierno autonómico es que al menos haya un establecimiento de titularidad pública por provincia y, en este sentido, ya hay tres proyectos que podrían comenzar su rehabilitación y adaptación para poder incorporarse en 2020 a la red: la Real Fábrica de Paños de Brihuega (Guadalajara), el Convento de Santo Domingo en Villanueva de los Infantes (Ciudad Real) y la Real Fábrica de Bronces de Riópar (Albacete).

Hernando ha manifestado que la intención de la creación de esta red es que sirva de «revulsivo» y para generar riqueza «en zonas con gran potencial turístico que todavía están por explotar» y cree que será también «una herramienta muy potente para aprovechar inmuebles y patrimonio que están en desuso».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí