Villamor y Calatrava realizan dos artroscopias de cadera en el Hospital de Tomelloso


El traumatólogo Ángel Villamor participó este viernes en una jornada de formación sobre las novedades quirúrgicas en el abordaje de la artroscopia de cadera, invitado  por Ramón Calatrava, jefe de servicio de  Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital General de Tomelloso, en la que participó el equipo médico de la especialidad.

Villamor y Calatrava abordaron dos cirugías artroscópicas de cadera a las que asistieron el resto de los especialistas.  Se trata de una intervención con la que se pueden evitar el 70 por ciento de las prótesis de cadera.  Los facultativos nos atendieron amablemente entre las dos intervenciones.

Ramón Calatrava explicó a este periódico que la jornada se estaba desarrollando muy bien. Dijo que era una suerte poder contar con el doctor Villamor, que “nos enseñe y podamos aprender de su experiencia” en patologías tan complicadas y con una curva de aprendizaje tan alta como es la artroscopia de cadera. Calatrava señaló que, en la medida de las posibilidades, estaba participando todo el equipo en la jornada. Se trata, incidió el traumatólogo, de patologías que no se dan todos y días y que necesitan de manos muy hábiles como las de Ángel Villamor.

Los facultativos están en continuo aprendizaje y colaboración, explicó el jefe de servicio de  Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital General de Tomelloso. Desgraciadamente, en hospitales como el de Tomelloso no se dispone de tanto tiempo, ni la posibilidad de “liberarnos para asistir a congresos o simposios”, pero hay que mantener un contacto en pos de la calidad asistencial. Por ello, dijo, si queremos mejorar, hay que “ayudarnos, colaborar y disponer de las manos y el tiempo del doctor Villamor, que para nosotros es un privilegio verlo operar” y, además, la suerte de los pacientes de ser intervenidos por él.

Ángel Villamor recordó que ha colaborado con el doctor Calatrava en los eventos que organiza como el Congreso de Traumatología “tan espectacular” celebrado el pasado año en Tomelloso y en un curso en Frankfurt. En el Hospital de Tomelloso “hay mucha ciencia”, aseveró y cada vez que viene invitado “es a aprender yo mismo”. Villamor reiteró la importancia de la colaboración en medicina, operando codo a codo como hoy y dando cada uno su opinión.

El trabajo nuestro, “es el paciente de a pie”, destacó el especialista, “tenemos la suerte de tratar a deportistas de élite y eso nos da para investigar cosas más avanzadas”. Esos avances, se pueden aplicar al resto de los pacientes, que sin lugar a dudas “es el trabajo más importante que tenemos”.

Ángel Villamor, acabo alabando al equipo de Traumatología del Hospital de Tomelloso y a su jefe de servicio, Ramón Calatrava.

  • bodegas-verum-3.gif
    gif-kirira.gif