Seguros Soliss

reatas feria 2014 1

La riqueza de un pueblo es como una reata de mulas, si una o algunas de ellas se muestran tercas, el carro del que tiran avanzará poco y trabajosamente. La reata que tira de la riqueza está formada por cuatro factores que, como las mulas, si se muestran tercos, reacios a avanzar, impiden que se alcance el nivel de riqueza de otros lugares.

Los cuatro factores a los que nos referimos son: la demografía, el comportamiento social, la situación económica y la habilidad a la hora de producir. En el caso de Tomelloso, de estos cuatro factores, únicamente uno, la demografía, se muestra como una mula dócil y animosa permitiendo que la riqueza de los tomelloseros no pierda comba con la del resto de los españoles. Sin embargo, los otros tres factores se comportan como mulas tercas que retrasan el avance de la riqueza de los tomelloseros y no llegue a igualarse a la de España.

En una entrada anterior (Pueblo rico, pero no de ricos) se destacaba que la renta del tomellosero medio sólo alcanzaba el 80% de la del español medio. En esta entrada intentaremos ofrecer un primer esbozo de las razones de esta menor capacidad de los tomelloseros para generar riqueza. En primer lugar, permítame el lector un cierto giro: no vamos a analizar la renta media por tomellosero, sino la producción interior bruta por tomellosero. La producción interior bruta es, recordemos, el valor de los bienes y servicios producidos en Tomelloso en un período, habitualmente un año. Está muy relacionada con la renta, aunque sin embargo no son exactamente iguales. Comparando con el español medio, el tomellosero genera un producto interior bruto un 21% inferior.

Vinicola Inline

Hecha la aclaración, expliquemos un poco más en qué consisten estos cuatro factores que hacen que la producción (aquí simplificaremos el lenguaje para evitar eso tan largo de “producto interior bruto”) por habitante sea mayor o menor. En primer lugar está la demografía. Esta determina el número de personas que potencialmente podrían trabajar con respecto al total de la población. A mayor número de personas que podrían trabajar, mayor producción se podría obtener. Habitualmente se identifica esta población que podría trabajar como aquella que se encuentra entre los 16 y los 64 años.

El segundo factor es la sociología. La costumbre y/o la cultura condicionan el comportamiento de la gente con respecto al trabajo. El ejemplo más patente se encuentra en el caso de las mujeres. Muchas de ellas, aun cuando se encuentran aptas para el trabajo, deciden no trabajar fuera de su hogar una vez que se han casado, decisión que generalmente se basa en la costumbre. Así, la proporción de personas que aun pudiendo trabajar decide no hacerlo también condiciona las posibilidades de producir de un pueblo o de una nación.

La situación económica, o más concretamente el nivel de desempleo, es un factor adicional para determinar el nivel de producción. Cuantas más personas entre aquellas que desean trabajar se encuentren ocupadas es posible producir más y, por tanto, obtener mayor producción por habitante.

El cuarto y último factor, y como se ha dicho no por ello menos importante, es la productividad. La productividad es lo que se es capaz de producir por cada persona que está empleada. Dicho de otro modo, la productividad es lo cunde a cada trabajador (sea asalariado o autónomo). Así, dado el número de personas que trabajan, si estas tienen más productividad (les cunde más), la producción será más grande.

Y bien, ¿cómo explican estos cuatro factores que el producto por tomellosero será sólo el 79% del correspondiente al español medio?

tres mulas

Antes de exponer los resultados, me gustaría decir que estos se basan en datos oficiales allí donde existían, o eran accesibles, y en estimaciones propias cuando no era el caso. Le ruego al lector que haga un voto de confianza en este Hombre de gris y piense que esas estimaciones propias se han hecho de la forma más objetiva posible y asumiendo hipótesis razonables. Valga esto para avisar que el interés de los resultados no es tanto el valor numérico concreto que presentan, sino su dirección y si son grandes o reducidos. Los datos que se analizan corresponden al año 2009, que es el año para el que se dispone de una estimación oficial de la producción por habitante de Tomelloso, y los resultados que se muestran son una comparación de lo que aporta cada uno de los cuatro factores a la producción por habitante en Tomelloso y en España.

Pues bien, como decíamos al comienzo de esta entrada, la mayor parte de los factores que tiran de la generación de riqueza de la gente de Tomelloso tienen un comportamiento más próximo al de tres mulas tercas. Si decimos esto es porque, a excepción del factor demográfico, el resto de factores hacen que la producción por habitante sea menor en Tomelloso que en España.  El factor demográfico nos viene a decir que la proporción de la población en edad de trabajar (16 a 64 años) con respecto al total de habitantes es similar entre Tomelloso y España. Sin embargo, el factor sociológico, el paro y la productividad aportan negativamente cada uno la importante cifra de entre 6 y 8 puntos porcentuales a la diferencia con España.

Para aquellos que les mueva su curiosidad a comparar Tomelloso con Castilla-La Mancha, les diré que en este caso la diferencia de la producción por habitante sigue siendo negativa para Tomelloso, aunque con escasa magnitud, sólo un 2%. Además, hay factores, como la demografía y la productividad, que se encuentran en mejor situación en Tomelloso que en la región.

Hablar de población, como hacemos en el caso de la demografía y la sociología, en los últimos años pasa por hablar, necesariamente, de la inmigración. El fuerte flujo inmigratorio afectó de forma importante (y positiva) a esos dos factores. En próximas entradas analizaremos con más detalle el porqué de las diferencias con la media española, y no sólo en el caso de estos dos factores ligados a la población.

En resumen, si los tomelloseros no producen demasiado comparado con el español medio ello se debe a distintas causas, y por tanto las soluciones también deben ser diversas. No obstante, algunas de causas pueden tener, al menos en parte, soluciones comunes. Este es el caso de la tasa de paro y de la productividad.

Un importante punto antes de terminar. A pesar de la significativa diferencia negativa en la productividad (lo que cunde) entre Tomelloso y España, no debe pensarse que los tomelloseros son más vagos (alguien diría más perros o más pellejos)  o que son más torpes que el español medio, y por eso les cunde menos. Existen otros factores que pueden explicar este hecho negativo. Pero de esto hablaremos otro día…

Caja Rural Castilla-La Mancha – Donde Quieras

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here