Seguros Soliss

Teniente GC

El teniente Miguel Ángel Ciudad Gutiérrez es el Comandante del Puesto Principal de Tomelloso. Nacido en Almodóvar del Campo, por lo tanto «soy manchego y conozco tanto la tierra como el carácter de La Mancha».  Está casado, es hijo del Cuerpo «mi padre es guardiacivil retirado, además, nací en un cuartel, en el de Almodóvar. Soy de los pocos de mis amigos que no nací en el Hospital de Puertollano».

El teniente se crio en el puesto de Almodóvar del Campo hasta que con 17 años ingresó en el Colegio de Guardias Jóvenes Duque de Ahumada de Valdemoro. Ciudad es graduado en Derecho por la Universidad de Castilla-La Mancha y estuvo destinado en la Policía Judicial y el Seprona.

—¿Qué le llevo a ser Guardia Civil?

Vinicola Inline

—Aparte de criarme en un cuartel, en el que en aquella época todos los pabellones estaban ocupados y vivíamos muchos niños, mi padre me educó en unos valores que creo mantener hoy.  Unos valores que pienso que tenemos todos los guardiaciviles: honradez, trabajo, abnegación y servicio al ciudadano.

Por entonces mi ilusión era ser piloto de helicóptero de la Guardia Civil, al final no pudo ser, pero era mi meta.

—¿Le gusta ser Guardia Civil?

—Por supuesto, es mi profesión y mi vocación. Ya llevo cerca de 23 años en el cuerpo. Creo que es muy difícil ser guardia civil sin tener vocación de servicio. Además, pienso que esto, el ser guardiacivil, no solo es un trabajo, es una manera de vivir y los que tenemos algún tipo de responsabilidad lo sabemos perfectamente.

—¿Su familia sufre su dedicación?

—Tanto que mi mujer y yo estamos muchos días separados por motivos de trabajo. Es difícil, pero es la profesión que tengo y lo que quiero hacer. Y en eso estamos…

—¿Es muy duro llegar a ser oficial de la Benemérita?

—Soy oficial de promoción interna, por lo que he tenido que pasar varias oposiciones. Es cierto que no es fácil, se necesita, sobre todo, constancia, ganas y saber adónde quiere uno llegar. Los oficiales sabemos que implícitamente tenemos que aceptar la responsabilidad del cargo y una permanente dedicación al servicio.

—¿Tomelloso es buen destino?

—Sí. Para mí es de los mejores destinos que hay en la Comandancia de Ciudad Real, sobre todo porque es la ciudad con más población de ámbito competencial de la Guardia Civil en la provincia. Eso precisa una dedicación especial en cuanto al potencial humano que está destinado en Tomelloso. También estamos disfrutando de unas instalaciones acordes a las necesidades del Cuerpo.

Pero como contrapartida, este destino requiere mucho trabajo. Además, intentamos dar siempre al ciudadano un servicio de calidad.

—En Tomelloso conviven Guardia Civil y Policía Nacional en el Centro Integral de Seguridad ¿qué le parece la experiencia?

—Es el primer lugar que he visto donde compartimos las instalaciones los dos cuerpos y, por supuestos, nos llevamos bien. Hay que decir que cada cuerpo tenemos nuestra delimitación competencial  de las funciones. Así, la seguridad ciudadana corresponde a la Guardia Civil y la Policía Nacional asume las competencias de documentación y extranjería, DNI, pasaporte, etcétera. Aun así, ante cualquier delito, ellos ven deben intervenir, lógicamente, como agentes de la autoridad.

—Después de cerca de medio año en la ciudad, ¿cómo se siente tratado por los tomelloseros? ¿Qué le parece la ciudad?

—La verdad es que siento muy bien tratado, Desde el primer momento en que llegué sentí un cariño y una cercanía hacía la Guardia Civil que no he visto en otro sitio. Me han tratado muy bien, tanto los representantes de las distintas instituciones y asociaciones como los ciudadanos en general.

Intento asistir a todos los eventos que se me invita, sobre todo, por dar representación al Cuerpo, que es una de mis funciones. Insisto, siento una cercanía especial hacia la Guardia Civil en Tomelloso que es de agradecer.

Tomelloso, aparte de ser un importante núcleo de población, es una ciudad de gente emprendedora, algo que siempre es positivo. Se llevan a cabo muchos actos culturales, gastronómicos y enológicos, algo de nuestra tierra, porque yo ya me considero de Tomelloso. Además tenemos unos servicios importantes como el Hospital. Es una buena ciudad para vivir.

—¿Es Tomelloso una ciudad tan tranquila como perciben sus vecinos?

—La percepción de la seguridad ciudadana es importante. Le puedo decir que Tomelloso se mueve dentro de unos parámetros de delincuencia normales. El año pasado bajó la cifra de criminalidad y se aumentó la de esclarecimiento de delitos.  Eso quiere decir que desde el puesto y apoyados por unidades de la Compañía, se realizó un buen trabajo, bajo mi forma de verlo.

Lo que sí está claro es que en una ciudad de 40.000 habitantes se producen hechos delictivos casi a diario, como es el caso de los actos vandálicos. Lo que intentamos acometer es que no se produzcan los robos en el campo que es nuestro caballo de Troya.

—¿Cuál es el caso más difícil que ha tenido que afrontar en su estancia en Tomelloso?

—En el tiempo que llevo aquí ha sucedido hechos cotidianos que los había visto antes. Pienso que lo más difícil, en un tipo de unidad como esta, es la gestión de los recursos humanos.

—Los robos en el campo ha sido un asunto al menos complicado en Tomelloso y la comarca…

Hay que tener en cuenta que el tejido económico de Tomelloso se basa en la agricultura, que es la que mueve los demás sectores. Siempre digo que la razón de ser de la Guardia Civil en Tomelloso es la vigilancia del campo. Es cierto que cuando se producen hechos delictivos en el campo se produce un grave trastorno para el agricultor, no solamente porque tiene que comprar y reponer esa maquinaria robada sino que no le va a permitir continuar y recoger la cosecha. Por ello destinamos un gran potencial de servicio a la vigilancia y la prevención de robos en el campo, también disponemos de efectivos del Equipo Roca que se dedican a la investigación de aquellos delitos que se han producido.

También, a través de la Jefatura de la Comandancia se articulan diferentes planes operativos de prevención de robos en el campo en los que intervienen unidades externas y especialidades. Como bien es sabido el año pasado, durante la primavera y verano, se produjeron un importante número de robos en el campo. Se detectó que eran integrantes de delincuencia organizada, se les detuvo varias veces y eso produjo que cesaran los robos de una manera muy importante. En esa misma línea actuaremos este año.

Quiero decir, además, que es muy importante la colaboración ciudadana para, en su caso, la prevención o lo detención de los autores. También lo es la colaboración con las distintas asociaciones y organizaciones agrarias.

—La Guardia Civil ha sido siempre un cuerpo cercano y muy unido a Tomelloso ¿ha cambiado ese concepto?

La Guardia Civil es un cuerpo versátil, que se ha ido adaptando a las distintas situaciones históricas de nuestro país. Eso ha hecho que se dé un servicio de calidad al ciudadano que es nuestro principal objetivo. Según las últimas encuestas, la Guardia Civil es la institución más valorada por los españoles y un claro ejemplo de ello es en Tomelloso. Mi propósito es incrementar el sentimiento de cercanía de los ciudadanos de esta ciudad con la Guardia Civil. Para ello es fundamental dar a conocer tanto el trabajo y constante, muchas veces callado, que hacemos en Tomelloso, así como participar en aquellos eventos en los que se nos requiera.

Es necesario mantener el contacto regular con distintas asociaciones profesionales, instituciones, Ayuntamiento, Policía Local Asociación de Empresarios de la Comarca de Tomelloso. Dar a conocer, como se hace en los últimos años, nuestra actividad en los institutos y colegios de la localidad y asesorar a nuestros mayores. Con el Centro de la Mujer tenemos contacto diario dada la implicación del cuerpo en la lucha contra la violencia de género y la protección a las mujeres.

Caja Rural Castilla-La Mancha – Donde Quieras

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here