El Gobierno de Castilla-La Mancha ha activado, a las 11:15 horas de hoy, el Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos (METEOCAM) en fase de alerta, en toda la Comunidad Autónoma.

De esta manera, la Dirección General de Protección Ciudadana, dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, ha decretado la activación del METEOCAM atendiendo a las previsiones realizadas por la Agencia Estatal de Meteorología que estima, para las próximas horas, lluvias intensas y tormentas en las cinco provincias de la región, con especial relevancia en Cuenca, Guadalajara y Albacete; así como a una evolución desfavorable de estos fenómenos meteorológicos.

En este sentido, las previsiones elaboradas por la AEMET para el día de hoy son de alerta naranja por lluvias y tormentas en toda la provincia de Cuenca, La Mancha de Albacete y La Alcarria en Guadalajara. En el resto de la región la alerta es también por lluvias y tormentas, pero de nivel amarillo, aunque podría ir variando según avance la jornada.

Tras la activación de la fase de alerta del METEOCAM, desde el Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha se ha dispuesto un seguimiento permanente de todos aquellos incidentes que puedan ocurrir en la Comunidad Autónoma en relación con estos fenómenos meteorológicos.

También, como consecuencia de la activación del METEOCAM, desde el Servicio 1-1-2 se ha procedido a informar a los ayuntamientos, diputaciones provinciales y a los grupos de intervención en emergencias concernidos para que puedan establecer las medidas de prevención, seguimiento y respuesta que estimen oportunas.

La activación de este plan específico de Protección Civil se enmarca dentro de la acción integral del Gobierno de Castilla-La Mancha para ofrecer de forma coordinada, y mediante la optimización de los recursos, una respuesta planificada ante cualquier situación de emergencia.

Consejos de actuación

Por lo que respecta a los consejos que deben seguir los ciudadanos ante la posibilidad de sufrir lluvias intensas cabe destacar los de evitar el estacionamiento de vehículos en cauces secos o la orilla de ríos; si tiene que viajar hágalo preferentemente por autovías o vías principales; alejarse de ríos y torrentes y no intentar vadear pequeños cauces, pues la fuerza del agua puede arrastrar el vehículo. También conviene tener en cuenta que si mientras circula la lluvia le causa graves problemas de visibilidad, deténgase en el arcén señalizando el vehículo.

En caso de tormentas debe permanecer apartado de las zonas altas y no refugiarse debajo de árboles, alejándose también de alambradas y aquellas estructuras de hierro que pueden atraer los rayos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here