Seguros Soliss

En los albores de nuestra septuagesimocuarta Romería e inmersos en la preparación de sus actos, tradicionales ya, entrañables de por vida, se me pasan por la cabeza la ilusión y las ganas que todo tomellosero le pone a la fiesta grande de nuestra ciudad, religiosa por encima de todo y social, siempre muy social.

Desde la junta directiva, de la que formo parte desde marzo de 2003, cuando pasa el día de Reyes ya estamos de Romería. Y no me gusta llamar a esto trabajo porque no lo es, trabajo es aquello por lo que recibes una compensación económica que te sirve para vivir. Aquí las compensaciones son otras, sí, y que no se pueden explicar, hay que vivirlas, sentirlas dentro de ti. Sí amigos es algo inexplicable, los apretones de chaleco que te vienen a ver, las sonrisas, las lágrimas, los berrinches (a veces no todo el campo es orégano), pero siempre te queda esa gran satisfacción de que lo has hecho lo mejor que has sabido. Tengo que decir que desde hace muchos años sigo la encomienda de MADRE, La Virgen María de las Viñas, y os puedo asegurar que nunca, nunca te falla, a veces recibes cosas que no entiendes sobre la marcha ( ¿por qué a mí?) y con el tiempo no solo las entiendes además las comprendes .

Vivimos en una ciudad muy coherente, somos muy poco amigos de iniciativas públicas. Los tomelloseros somos así. Pero cuando se nos enciende la bombilla creemos que no necesitamos ayuda, y calculamos mal. Siempre, siempre se necesita ayuda, para todo, al menos en esta vida, y cuando la ayuda es sana las cosas que se hacen perduran en el tiempo. Nuestra Romería es muy joven, nacida a mediados del pasado siglo XX, en edad madura si hablamos de humanos, en edad juvenil si hablamos de tradiciones y costumbres y os puedo asegurar que tenemos la ayuda y el apoyo de Tomelloso entero. A veces le parecemos a las Hermanitas de la caridad, pidiendo patrocinio para sufragar gastos y concursos, tengo que decir que este parque de Tomelloso que se llama Santuario de Pinilla, siempre tiene la boca abierta, como se dice por estos lares,

Vinicola Inline

Cuando llegan nuestras fiestas empresas, personas particulares, organismos oficiales, cuerpos de seguridad, asociaciones de nuestro entorno, etc., etc., siempre están dispuestos a empujar el carro de MADRE, es por ello que me siento muy agradecido de mi pueblo.

Nuestra Romería hace ya varios años que se alarga a todo el último fin de semana de abril y desde aquí quiero invitaros a venir a saborearla sí.

Romería viene Romero, que así se les llamaba a los antiguos peregrinos que hacían su camino

Hasta Roma, y   es criterio mío que las romerías siempre en primavera son épocas de Gloria de Jesús Resucitado, esa actitud de Madre que tan bien define un gran amigo mío a través de sus libros, Fray Luis de Granada.

«No sale tan hermoso el lucero de la mañana, no resplandece tan claro el sol de mediodía, como resplandeció en los ojos de la Madre aquella cara llena de gracias, aquel espejo sin mancilla de la gloria divina. Ve el cuerpo del Hijo resucitado y glorioso, despedidas ya todas las fealdades pasadas, vuelta la gracia de aquellos ojos divinos, y restituida y acrecentada su primera hermosura. Las aberturas de las llagas, que eran para la Madre cuchillos de dolor, velas hechas fuentes de amor. Al que vio penar entre ladrones velo acompañado de Santos y Ángeles. Al que la encomendaba desde la Cruz al discípulo, ve como ahora extiende sus amorosos brazos, y le da dulce paz en su rostro. Al que tuvo muerto en sus brazos, vele ahora resucitado ante sus ojos. Tiénele, y no le deja; abrázale, y pídele que no se le vaya. Entonces, entumecida de dolor, no sabía qué decir; ahora, enmudecida de alegría, no puede hablar».

Eso es para mí la Romería, ir a ver a Madre, a contemplar su rostro de alegría, a darle novedades, (el abuelo que por leyes naturales tuvimos que decir adiós o el nieto que por las mismas leyes llega a llenar nuestros corazones de gozo), procura no perderte ese momento, algún día de tu vida me lo agradecerás.

En nuestra ciudad somos amigos a cuando nos levantamos, subir las persianas y si el día no es apacible volver a la cama, eso este próximo domingo será un error. Os voy a contar que desde hace muchos años (creo que desde que tengo criterio y allegados en el cielo) lo que pienso de las inclemencias del tiempo, que precisamente en nuestra zona nunca son catastróficas.

Si hace aire leve, alguien que te quiere y que no está entre nosotros, acaricia tu cabello

Si el aire es un poco más fuerte, esa misma persona, más que acariciarte te abraza, con ganas.

Y si el motivo es lluvia,- es que vas dormido esa mañana y con salpicaduras te está diciendo, “venga espabila”.

Por eso queridos amigos que nada nos detenga el día de Nuestra Romería, MADRE nos espera y si no puedes articular palabra alguna cuando estés delante de ELLA, guarda silencio. MADRE entiende los silencios y sabe lo se cuece en tu corazón.

Tomelloseros, castellano manchegos, Españoles, gentes de diversos países, seáis de donde seáis nos vemos en La Romería de Tomelloso.

!!VIVA LA VIRGEN DE LAS VIÑAS!!

                                                                                                        José Márquez Arcas

                                                                             Presidente de La Hermandad de La Virgen de las Viñas

Caja Rural Castilla-La Mancha – Donde Quieras

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here