¿Por qué?, por Miguel Ángel Bernao

0
Salones Epilogo

lorca-y-dali

Puede ser que la pasión escondiera
el desvelo del dolor, tal vez,
que las formas rebuscadas del pincel
ensombrecieran los versos de su anfitrión
-un libro en una habitación mustia y una flor-
los colores histrionismos de una locura declarada
en los libertarios pensamientos de un predicador.

La musa en Francia, el dolor en España y en la agonía
los encuentros del mar y las caricias en Cadaquest.

Yace fusilada la metáfora entre proyectiles de odio,
y en la fosa, una lágrima surrealista desentierra la memoria
llevándose entre versos y pinceles el amor del alma enamorada.

Vinicola Inline

Nadie ha pintado el dolor con el pincel sangrando silencios.
@ Miguel Á. Bernao

Caja Rural Castilla-La Mancha – Donde Quieras

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here