Yeguada Los Arcangeles

Julia Yébenes / LANZA

En una entrevista a la Cadena Cope realizada en la Cooperativa ‘Virgen de las Viñas’ de Tomelloso, Martínez Arroyo, se mostró “enormemente orgulloso por el desarrollo del plan” y fijo que la campaña de la vendimia “será muy rentable para todos”

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, reiteró este jueves su firme compromiso con el sector vínícola en el cumplimiento del plan de control de la trazabilidad de la uva y el vino, con la intensificación de controles en la actual campaña y la denuncia ante la Fiscalía a 10 industrias por practicar la chaptalización (añadido de azúcar al vino para aumentar el grado) el pasado año.

Vinicola Inline

En una entrevista a la Cadena Cope realizada en la Cooperativa ‘Virgen de las Viñas’ de Tomelloso, Martínez Arroyo, se mostró “enormemente orgulloso por el desarrollo del plan y porque se están haciendo las cosas bien”.

Ante los micrófonos de dicha emisora declaró que “no todo el mundo puede decir lo mismo, peor nosotros garantizamos la trazabilidad y estamos comprometidos con el sector, y embarcados en proyectos colectivos para lograr 2.500 millones de euros en el sector, con la diferenciación de uva de calidad”.

Recordó que la puesta en marcha del plan de trazabilidad el pasado año para garantizar que el origen del vino procede de las uvas de la región, forma parte de las políticas regionales para optimizar la industria vitivinícola, como la apuesta por las varietales, y “por un modelo distinto, de más calidad y más rentable para los productores”.

Precisamente, Martínez Arroyo se reunió hace una semana con el fiscal superior del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha, José Martínez, para poner en su conocimiento las inspecciones del Gobierno regional en la aplicación de dicho del plan, que dieron como resultado la imposición en 2016 de multas a 24 bodegas de toda la región, tres de ellas de la localidad ciudarrealeña de Socuéllamos.

Vinos etiquetados

Igualmente, en la entrevista radiofónica subrayó la necesidad de elaborar en Castilla-La Mancha vinos etiquetados y “luchar porque se reconozca la marca”, pues “llevamos siglos de retraso con otros lugares del país donde tienen marcas reconocidas por los consumidores”.

Martínez Arroyo ofreció datos que ponen de manifiesto la fortaleza del sector, con 80.000 familias vinculadas al mismo, y unas exportaciones de más de 11 millones de hectolitros, más del 50% de total de la producción de la región.

En valor, representan 600 millones de euros, tras un incremento del 7%, y un 8% más en valor unitario (euros por litro), porque cada vez “exportamos vino de mayor precio y calidad, muy reconocido por los consumidores”.

Vendimia

En cuanto a la campaña de vendimia, sostuvo que ha sido rentable para todos, tanto para productores que recibirán un buen precio y están satisfechos”, como para las bodegas “que están vendiendo bien”.

A su juicio, “se debe a la coyuntura de que se hacen cosas bien con el plan de trazabilidad”.

Ayudas a la inversión

En otro momento, el consejero de Agricultura, se refirió a las ayudas para las inversiones de entidades que se han integrado comercialmente, y así se conviertan “en cooperativas de referencia puedan negociar mejor”.
Recordó que en el caso de ‘Virgen de las Viñas”, con 3.000 socios y embarcada en la construcción de una gran embotelladora, cuenta con el apoyo de la Administración, con el 40% de subvención.
“Necesitamos que facture más, para que pueda negociar mejor y con más capacidad de influencia y decisión”.

Modernización

Por su parte, Rafael Torres, presidente de la ‘Virgen de las Viñas’, valoró las ayudas y subvenciones procedentes de Bruselas y de la Junta de Comunidades “que hemos aprovechado” para modernizar las instalaciones.

Torres significó, igualmente, el nivel de competitividad de los caldos de esta gran cooperativa, teniendo en cuenta el retraso en su llegada a los mercados de comercialización, dado que antes los grandes volúmenes de vino se destinaban a la destilación.

Así, dijo esperar que “en pocos años nos situemos en muchos más países, es nuestra meta y esperemos que progresemos y que vendamos productos a un precio más elevado”.

Torres también lamentó que los precios de los vinos castellano-manchegos “sean los más bajos”. “Me da pena porque tienen una calidad extraordinaria pero tienen el sambenito de que hay mucha cantidad”, indicó.

Cataluña

Preguntado sobre el conflicto catalán y sus efectos en las ventas de los productos agroalimentarios de Castilla-La Mancha, el consejero desligó la política del ámbito económico.

“Es un problema político, señaló, y ha de resolverse en este ámbito porque es responsabilidad de los gobernantes, al margen del mundo económico y empresarial”.

Destacó el “gran interés” por los productos regionales, como el cordero manchego, en Cataluña, y se mostró convencido de que “seguirá siendo igual”.

Caja Rural Castilla-La Mancha – Donde Quieras

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here