Seguros Soliss

“La tontería es la más extraña de las enfermedades. El enfermo nunca sufre, los que de verdad la padecen son los demás”. Paul Henry Spaak.

Lo peor que puede sucederle a un ser humano es no darse cuenta de que en un determinado momento o con una cierta actitud está haciendo el ridículo. Decía un amigo que entre el tonto y el malo, prefería al malo porque podía convertirse algún día en una buena persona, y sin embargo el tonto…ya sabemos que “lo que natura non da, Salamanca no presta”. El tonto, nace, vive y muere tonto en y para su desgracia.

Dice otro refrán anónimo tremendamente popular que quien juega con fuego se acaba quemando. Solamente el necio o vanidoso, quien se cree con poderes extraordinarios llevado por su suficiencia, juega de una manera temeraria a saltar una y otra vez sobre una hoguera.

Vinicola Inline

Pues no son a los tontos de bajo coeficiente intelectual a quienes me refiero, sino a los estúpidos y fantasmas, a esos que creyéndose los más listos, más altos y más guapos, se han tirado en estos años a la piscina de las actuaciones secesionistas sin tener una gota de agua histórica ni legal.

Las “tonterías y estupideces políticas” hacen de quienes las practican unos seres burdos, torpes, ridículos, fatuos, irracionales y engreídos que vociferan para su regodeo lo que saben es imposible. La tontería y la estupidez anulan la inteligencia y los sentidos, tan solo alimentan el comportamiento visceral y por todo ello, es una enfermedad que teniéndola el estúpido la padecen los que tienen  que aguantarlo…en este caso el resto de los españoles y no pocos catalanes también.

Caja Rural Castilla-La Mancha – Donde Quieras

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here