Fernando Bernal
Fernando Bernal

El gaditano Fernando Bernal se hizo este sábado por la noche con el primer premio, del VIII Certamen Nacional de Monólogos de Humor “En Tomelloso todos contamos”, organizado por el Ayuntamiento de la localidad, a través de la Concejalía de Juventud. El monologuista, de Villamartín (Cádiz), logró el máximo galardón, dotado con 500 euros, con un divertido “Hay gente pa tó”, con el que se ganó a público y jurado hilando historias cotidianas de acento andaluz con un toque manchego que cautivó a los asistentes.

Junto a él llegaron a la final, celebrada en los Jardines del Parque, Óscar Bárez, de Pantoja (Toledo), que logró el segundo premio, dotado con 400 euros, interpretando el monólogo “Orgullo gay”, con canción y poesía incluidos y Olga Redondo, de Torrejón de Ardoz (Madrid) que, con “Gorda’s (R) Evolution”, un canto a las ventajas e inconvenientes de lucir kilos de más, consiguió el tercer premio, dotado con 300 euros.

Los tres finalistas fueron seleccionados previamente por el jurado, presidido por el concejal de Cultura, Festejos y Juventud, Raúl Zatón, e integrado por representantes de los grupos de teatro de la localidad y del Centro Municipal de Juventud, de entre los diez concursantes que actuaron en la semifinal del jueves y viernes.

El jurado valoró, tanto en la final como en las rondas de semifinales, la originalidad, coherencia, temática, hilo argumental, ritmo, interpretación, presencia escénica y control escénico. Tuvo además en cuenta el impacto global, la sensación que deja el monólogo al terminar en el espectador.

El hilo conductor, tanto de la gala final como de las dos rondas de semifinales lo llevó magistralmente el monologuista y cómico profesional, José Andrés, de Campo de Criptana, que se metió al público en el bolsillo provocando las carcajadas y los aplausos los asistentes que llenaban el recinto, tirando de “idioma” manchego”, dichos populares, referencias a la actualidad local, interacción con los asistentes, ironía, cercanía y mucha gracia natural.

1 Comentario

  1. ¿Que se busca en un certamen nacional de monólogos,..promocionar Tomelloso, o solo hacer pasar un rato de risa al público?. Si es lo primero, claramente este certamen no cumple con su objetivo, si es lo segundo, sí, aunque para eso no hace falta hacer un certamen nacional, basta con contratar cuatro o cinco monologistas de un nivel medio, -a uno o dos por día-, y todo el mundo a reír.
    Para llevar ocho ediciones, este certamen no sube de nivel, al contrario, ayer se vio claramente que está estancado, quien haya visto anteriores citas en la ya extinguida corrala, sabrá de lo que hablo.
    Curiosamente la primera finalista en participar -aunque los nervios le jugaron una mala pasada-, fue la única que presentó un monólogo, cogió un tema, y con mejor o peor suerte, lo desgranó, todo lo contrario del ganador, que con una serie de chistes hechos y chascarrillos amenizó la noche (eso no es un monólogo). En cambio el segundo clasificado -el más completo de registros escénicos, voces, expresión corporal, etc-, lamentablemente quiso mezclar todas sus cualidades y pasó de su genial inicio con temática gay, a cantar, para terminar recitando una poesía haciendo de niño (eso claramente tampoco es un monólogo), aunque si sigue puliendo su estilo y se centra en un tema y un solo personaje, puede llegar muy alto.
    Respecto al presentador, creo que ya debemos cambiar, y si no fuera así por no haber más alternativa -dudo que no haya alguien más para cambiar-, se debe le debe pedir más. Llo primero que cambie de monólogo -anoche dijo prácticamente lo mismo del año pasado-, que aunque puede ser gracioso lo dicho, pues al tener tener temática rural que gusta tanto aquí y conecta con el público, se queda pobre para Tomelloso. Además, debe de hablar más fluido y con el mismo lenguaje que utiliza en Madrid en el espectáculo que tiene junto a sus compañeros y que de manera poco profesional, aprovechó para promocionar. El venir a Tomelloso no quiere decir que tenga que tratarnos de “bastos” e incultos, al igual que debe trabajarse más sus intervenciones, por lo menos, por lo menos a la misma altura de la interacción con el público, donde allí si estuvo muy bien.
    Otro dato a mejorar es la fluidez del evento, muy lento, lentísimo para solo haber tres participantes, no es lógico que comience con media hora de retraso (22,30) y que dure 3 horas
    También hay que lamentar el servicio de tasca…bebidas caras y escasas (cantidad) y en vasos que se derraman al cogerlos (plástico blando), además de refrescos servidos de botellas de litro y medio como si fuera un botellón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here