Francisco Navarro muestra su Romería más íntima con un emotivo Pregón “desde la verdad de mi corazón”


La parroquia de la Asunción de Tomelloso, completamente llena, acogió este viernes lluvioso el Pregón de la Romería 2017, pronunciado por el periodista  y escritor Francisco Navarro. Gregorio Moreno fue nombrado Mayoral 2017. El acto acabó con un concierto de la Asociación Musical Santa Cecilia. Una noche, desapacible en lo atmosférico, pero con calor, emociones y alguna que otra lágrima en un acto que, por encima de todo, proclama el fervor a la Patrona de Tomelloso.

Nuestro compañero de enTomelloso y Lanza. Francisco Navarro, dejó  este viernes la cámara y la libreta y se puso a aquel lado de la noticia, en el del protagonista. Trazó un pregón cercano, emotivo, que en ocasiones arrancó sonrisas en el público y alguna lágrima a los presentes. El  pregonero puso a su madre, Luisa, como hilo conductor de su pieza, abundando en la figura materna de la Virgen y alabando a las mujeres de su vida.

Sin adornos

Tras dar las gracias por ser Pregonero de la Romería de la Virgen de las Viñas “hay pocos honores mayores”, dijo que  “en este viernes de abril, cuando las vides muestran la mano de Dios y el verde de la esperanza decora nuestros campos, me presentó ante María de las Viñas y ante vosotros, desnudo, sin trampantojos ni adornos”.

La llegada de la Virgen de las Viñas le sirvió a Navarro para ensalzar la hospitalidad de Tomelloso, una ciudad sin murallas, que recibe a todos, incluida la imagen de la Patrona, sin preguntar. Expuso la paradoja, no sabe el pregonero si falsa, de la escasa religiosidad de Tomelloso y  su fervor hacía la Virgen. En otro pasaje aprovechó para poner en valor la Romería de los más jóvenes (“lógicamente con moderación, claro, lejos está de mí el justificar las malas formas y los excesos de unos pocos”) pues a su manera celebran a la Virgen de las Viñas.

Ensalzó el rosto de la Virgen de las Viñas “acogedor, consolador, alegre, entregado, sincero, protector, brillante, hermoso, maternal, misericordioso, conciliador, cercano, preciso, sereno… “, una cara de madre en toda la extensión de la palabra. A partir de ahí el pregonero se metió de lleno en su relación con la Romería, relatando sus vivencias más íntimas y mostrando sus sentimientos. Recordó que esa relación romera comenzó con su madre, que participó en la fiesta, desde la primera. Una madre que murió joven, con una fe induvitativa y que dedico su vida a “hacer el bien con una sonrisa”. En otro pasaje tras sentirse agraciado por “las mujeres de su vida”, alabó a su mujer (“la responsable de que esté aquí”) y a sus hijas.

La solidaridad

Repasó su alejamiento de la Romería y como regresó a ella “como cuando te reencuentras con amigo,  que parece que no ha pasado el tiempo”.  Tras fallecer su madre, su mujer y él “cogieron el relevo” y acompañaron a la Virgen en el último domingo de abril, a pesar de que algunas veces la vida “se puso del color de la panza de las hormigas o más oscura”. Expuso como vive la Romería, ahora, en esta nueva etapa de su vida, describió los anhelos, trabajos y emociones de un grupo de hombres y mujeres “que ponen su tiempo, su hacienda y su prestigio para que pueda llevarse a cabo” la fiesta más importante de Tomelloso. Y a la gente anónima que tiene  a la Virgen de las Viñas como algo suyo, que se en Ella “como si fuese un cayado, como un bastón divino, para poder aguantar los envites de la vida” y seguir tirando, otro día, encomendadas al rostro misericordioso de la Madre de Dios. Esa gente buena, dijo, que unida “crea la solidaridad”.  Animó, para acabar a disfrutar de la Romería, pero dejando atrás las rencillas y preocupaciones, perdonando y dando abrazos.

Gregorio Moreno, Mayoral 2017

Y, sin ninguna duda, otro de los momentos emotivos de la noche fue el nombramiento de Gregorio Moreno como Mayoral de la Romería 2017, al que cedió los tratos Juan Ignació Martínez, que lo fue durante el pasado año.

El Mayoral mostró su agradecimiento por un nombramiento que para él supone todo un honor, destacando la alegría que le supuso cuando se lo comunicaron. Visiblemente emocionado, Gregorio, mostró su compromiso de cumplir con lo que representa ser el Mayoral de la Virgen de las Viñas.

Dio las gracias, primero a su madre, por haberle sabido transmitir su amor hacía la Patrona de Tomelloso, a su mujer, “que me ha ayudado y enseñado a confiar en Jesús”. Quiso compartir “con mi madre que está en el cielo, con mi esposa y mis hijos, este reconocimiento”.

La velada acabó con un concierto Magistral de la Asociación Santa Cecilia, que recibió una gran ovación.

Acerca del autor

enTomelloso

Información y noticias de Tomelloso

1 Comentario

Click para comentar

  • auditados-por-OJD1.png
  • bodegas-verum-3.gif
    fercam-2017.jpg
    gif-kirira.gif