Seguros Soliss

Un poco de historia

Todo en la vida tiene un porqué. Y la manera más inteligente de atajar y solucionar los problemas, también la única, es acertar a encontrar su origen. Querer solucionar los problemas y las crisis, ignorando o conservando su raíz, no sólo es cometer una torpeza intelectual y moral sino que además es como hacerse de una manera suicida, trampas en el solitario.

Año dos mil cuatro. Las notarías se encuentran repletas de promotores vendiendo unos pisos sobre plano que se encuentran aún sin empezar. Solares que se venden como rosquillas con tasaciones impensables hacía solo dos años. Compraventa de pisos sin terminar a los que se les ganan mientras se construyen doce mil euros sin despeinarse. Urbanizaciones en las afueras de las ciudades y pueblos que proliferan con la misma rapidez que las setas después de la lluvia en primavera. Viviendas que en tres años duplican su precio en el mercado. Hipotecas concedidas con tasaciones que aumentan de valor de un mes para otro. Tasadores solicitando testigos en los que basar sus valoraciones ante la desmesura. Albañiles que se rifan a los constructores ganando cuatro y cinco mil euros al mes. Hipotecas concedidas con justificación de ingresos de dos nóminas de cualquier “empresario” del “tres al cuarto”…sin más condicionamientos. La locura urbanístico-financiera en la venta de inmuebles se encuentra en su apogeo…más irracional.

Vinicola Inline

Año dos mil cinco. Una promoción de viviendas es financiada por la entidad en la que trabajo. Se trata de una pequeña promoción de veinte viviendas. La tasación de cada vivienda se sitúa en torno a ciento cincuenta mil euros.

Setiembre de dos mil ocho; durante la construcción uno de los compradores realiza mejora en la vivienda adquirida por un valor de cuarenta mil euros pagada de su bolsillo. Al finalizar la obra solicita una tasación para firmar una nueva hipoteca y así recuperar el dinero invertido en la mejora. La tasación arroja un resultado inesperado: ciento cuarenta mil euros. Es decir que tres años más tarde…la nueva tasación no solo se ha comido la mejora realizada sino que ahora vale diez mil euros menos. Los tasadores han recibido la consigna. Este es el momento en que la burbuja inmobiliaria comienza a desinflarse…sin que el gran público lo sepa todavía.

Junio de dos mil ocho. Un correo del Banco de España solicita varios expedientes de préstamos hipotecarios sobre viviendas que se encuentran al corriente de pago. Obviamente la solicitud no la hace el Banco Emisor por cuestiones de morosidad, sino que está motivada para comprobar la solidez de la garantía aportada. A los pocos días supe el porqué. Una promotora de primer orden nacional con mercado en nuestra provincia le había metido a mi entidad una “cornada” de mil millones de euros. En total sumaron siete mil millones de euros las cantidades impagadas a los bancos por esta constructora, lo que significó el mayor concurso de acreedores de la historia de España.

Caja Rural Castilla-La Mancha – Donde Quieras

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here