Muchas personas seguidamente cuestionamos la vida su origen y cómo vivir la misma. Considero importante el conocer de dónde vengo y el gran porqué pero querer saber qué pasó hace muchísimos años es suponer cosas que ya, ¿qué importan?

Muy continuamente es importante hasta interesante mirar atrás, en mi concepto ello igual que la vida misma dependen de la manera propia en que se mire y si miramos hacia atrás que sea para recordar y apreciar todo lo que hemos tenido que pasar para estar donde estamos.

Por razones ilógicas que personalmente no comprendo y nadie ha sabido hacerme entender, hasta ahora las personas no paramos de pensar en el futuro o en el pasado y ¿por qué mirar atrás o adelante?

Si no existe manera totalmente lógica que no se considere subjetiva para responder diversos interrogantes, el pasado importante pero ya pasó, el futuro es importante pero ya vendrá, el hoy es el único día que realmente existe. Mientras pensamos en el ayer el hoy se va convirtiendo en lo mismo y mientras se piensa continuamente en él mañana este mismo se va perdiendo.

Cuándo somos niños queremos ser jóvenes, cuándo somos jóvenes algunos queremos ser adultos y otros deseamos regresar a la niñez, cuando somos adultos añoramos el éxtasis de la juventud y la inocencia de la infancia.  Vivimos añorándolo todo mientras la vida añora que la vivamos.

Cuando tenemos algo pensamos en que hacer mañana con ello, cuando lo hemos perdido pensamos en porque no lo aprovechamos.

Yo ya no deseo ser niña, ni joven, ni adulta, ni anciana, no deseo casarme o tener hijos, ya no deseo que nadie vuelva ni que alguien se vaya, yo deseo ser yo aquí y ahora, con quién está, con quién venga, con quién se vaya, con quien se quede, con quién se pueda reír, con quién se pueda llorar, con quién se pueda vivir o sobrevivir, con quién se pueda estar, pero pero ante todo con quién hoy se puede ser.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here