El campo de las estrellas: 4 de mayo en Santiago, por Antonio González Díaz

Amanece en Santiago, por fin. Antonio madruga y es de los elegidos para el desayuno en el Parador de los Reyes Católicos. De regreso al hotel, la

santiago

Amanece en Santiago, por fin. Antonio madruga y es de los elegidos para el desayuno en el Parador de los Reyes Católicos. De regreso al hotel, la ciudad despierta: barrenderos, tenderos, olor a pan y café. A mañana. A vida.

En la Misa del Peregrino, Antonio escucha:

“Desde San Jean de Pie de Port, peregrinos de Ciudad Real y Hungría”

Se despide de los supervivientes, del Apóstol y a la estación:

“Hasta siempre. Suerte en el Camino de la Vida Antonio”

Acerca del autor

Antonio González Díaz

Soy tomellosero en el exterior -aunque no mucho: en Malagón (C.Real)-, desde hace 33 años.
De la saga de "Los Mantecas", carnavaleros de toda la vida de Dios, canutthis, floristeros, etc.
Prejubilado de banca y amante de los viajes.
En la extensa tradición del pueblo, hago mis pinitos con las letras (más bien flojo), y con el dibujo a tinta (algo mejor)

Escribe un comentario

Click para comentar

  • auditados-por-OJD1.png
  • bodegas-verum-3.gif
  • gif-kirira.gif