Yeguada Los Arcangeles

Lozano

Mi muy estimado señor:

Sabrá perdonarme la osadía a la hora de molestarle por este (dudoso e impersonal) medio que, al menos, habilita la posibilidad de establecer una particular suerte de correspondencia (las más de las veces unidireccional).

Desde 1987 a 1995, con una democracia aún en sus años más juveniles, usted se erigió en el primer alcalde del Partido Socialista de nuestra localidad y, con lo escurridizo que acostumbran a ser estos terrenos (por regla general), creo que se puede conceder en que lo fue como el hombre más preparado que (incluso hasta la fecha) ha usado la vara de mando de nuestro Consistorio.

Vinicola Inline

De su buena (y esto ya es opinión, y por lo tanto subjetiva) gestión, habla el paso del tiempo, aunque los más desmemoriados (o los más interesados y arribistas) deseen recuperar, únicamente, el episodio del Plan General de Ordenación Urbana que, por motivos más o menos espurios (movidos y guiados por determinados colectivos), condujo a la llegada del Partido Popular al poder local (senda que hemos venido atravesando durante un total de dos décadas [más para mal que para bien, por su duración y carácter monocromo, que en nada beneficia a la salubridad del ejercicio democrático]).

Motiva esta comunicación, querido amigo, la toma de conocimiento de que la Alcaldesa actual, su compañera (al menos de filiación política), haya tenido a bien conceder el premio de Viñador de Honor a Don Ramón González.

Sepa usted (creo que coincidirá en este aspecto conmigo), que si el reconocimiento se hubiera asentado, únicamente, en su pródiga laboral social (la de Ramón), podría entender el detalle. Sin embargo, el parlamento justificativo de la Sra. Jiménez se vio trufado de generosidades de índole, incluso, relativa a su gestión pública. No en vano, al Sr. González, la actual Regidora Municipal, le valoró que “haya trabajado tan bien por la ciudad de Tomelloso”, subrayando que “sé que Ramón González fue un buen alcalde para nuestra ciudad [e] hizo que Tomelloso avanzase”.

Todo ello sin obviar, y por añadidura, ese gesto de bonhomía (rectitud) de no premiar a alguien con un distintivo que él mismo creó (charme, que dicen los franceses).

Lo bueno o lo malo de las decisiones personalistas (y la de la elección del Viñador de Honor lo es) es que han de sostenerse por aquél que las efectúa. Desconozco qué pensará usted (y si, como barrunto, quizá se le antojan batallas muy pasadas o en las que no conviene perder el siempre precioso tiempo), pero, por determinados principios (de la Casa y Compañía, a buen seguro), uno entiende que correspondía, y más que nunca ahora, un agasajo para la fértil y adecuada labor al frente del Ayuntamiento que usted desempeñó.

Son signos y gestos, poco importantes en la vida de un hombre, pero, al fin y a la postre, relevantes desde un punto de vista conductual.

Vaya, como no puede ser de otro modo, mi muy humilde aprecio y reconocimiento a su trabajo.

Reciba mi más cordial saludo y mi deseo de que disfrute de estas próxima Feria y Fiestas.

El conductor del coche escoba

Caja Rural Castilla-La Mancha – Donde Quieras

1 Comentario

  1. Buenos días, amigo “conductor” y muchísimas gracias por tus amables y -sobre todo- cariñosos comentarios hacia mi persona.

    Puedes estar seguro de que recuerdo aquella etapa de mi vida como la más fructífera (aunque también la más difícil y comprometida); no he vivido ni siquiera una mala sensación y, al contrario, es sobrada satisfacción que alguien tenga el detalle de desempolvar tiempos tan pasados ……………

    Pero pasaron ……… y no se debe viajar mirando al retrovisor. El destino de los pueblos y de las colectividades es la suma de los pasos de cada uno de sus individuos (se hace camino al andar) y debe bastarnos a todos con la satisfacción del deber cumplido.

    Te reitero (y puedes creerlo) que el saludo afectuoso e íntimo de tanta gente con la que me cruzo vale más que cualquier bienintencionada distinción. Por cierto, yo también creo que Ramón González fue un buen Alcalde querido por sus vecinos y que da honor al nombramiento que le han hecho.

    Un fuerte abrazo y, también, FELICES FIESTAS!

    JAVIER LOZANO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here